Páginas vistas en total

sábado, 25 de marzo de 2017

Marzo2017/Miscelánea. FÁBULA DEL GATO Y EL RATÓN

FÁBULAS ARAGONESAS
*
EL GATO NEGRO
Estaba un negro gatito    sentado sobre un basar
La espalda contra la higuera   viendo la tarde pasar.
Entornado los sus ojos    de repente vio llegar
Un ratón que distraído    caminaba sin pensar
Adónde sus pasos iban,   ni la suerte a deparar.
Dijo el misino irritado,   la ocasión es singular 
Y debajo de esta higuera    tu suerte se va a acabar.
Los días tienes contados:     ¡reza, si sabes rezar!
Y encomiéndate a lo "alto"    que a mis fauces a parar
Tan deliciosos bocado,    tan delicioso manjar,
Con mis garras poderosas    no se me puede escapar.
Alzando arriba los ojos    el ratón llegó a mirar
Unos dientes cual tenazas    que lo iban a atrapar.
En sus ojos la lujuria     de la sangre al derramar 
Y en sus uñas, afiladas,    cuchillos con que cortar
En pedazos aquel cuerpo,    presa fácil de cazar.
Desde el alto de la rama    donde ella suele anidar
Alzó la "calzada" el vuelo   para una presa atrapar
Con la que llevar al nido    comida, para calmar,
A sus voraces polluelos   que no cesan de piar.
Por un instante el ratón    su suerte fuera a cambiar
Al ver subir por el aire   y alejarse sin cesar:
Los ojos, dientes y pelo    de tan terrible y sin par
Enemigo, secuestrado,    a  garras de una rapaz.
*
En un instante en tu vida   tu suerte puede cambiar
Por eso no dejes nunca    de luchar y porfiar
Para poder, tras el trance,     el objetivo alcanzar.