Páginas vistas en total

jueves, 23 de marzo de 2017

Marzo2017/Miscelánea. 23 DE MARZO DÍA METEOROLÓGICO MUNDIAL. "LAS NUBES"

Nubes sobre Teruel al ocaso
****
“ENTENDIENDO LAS NUBES”
*
23 DE MARZO, DÍA METEOROLÓGICO MUNDIAL
*
La preocupación por el “tiempo” y especialmente por las lluvias y las nieves es constante a lo largo de la historia de la humanidad, sin embargo, por lo que respecta a Aragón este interés, esta preocupación, se acrecienta desde mediados del siglo XIX. ¿Las razones? Son, fundamentalmente, económicas y producidas por diversas crisis.
Antes del año 1840, año en que Mariano Castillo publica su primer calendario anual ya se habían producido diversos acontecimientos de singular importancia en Aragón. El primero, y muy importante, fue las primera Guerra Carlista que empobreció nuestros pueblos y rompió las líneas de abastecimiento y exportación de lana y manufacturas de la lana. Se rompe la Ruta de la Lana que evacuaba toda la que se producía en el Sistema Ibérico de las provincias de Teruel y parte de Zaragoza.
Siendo Aragón históricamente un “Reino de Pastores” el asunto era de vital importancia. Si a esto añadimos la aparición de nuevas fibras vegetales que entran en competencia y de precio más bajo, tenemos una idea del asunto.
El primer concepto es aquel que nos indica que la oveja va a donde está el pasto. Por esta razón aparece la “trashumancia” (práctica extendida a toda España). Mientras que la primera fuente de riqueza fue la lana, el clima, “el tiempo” interesaba relativamente poco aunque siempre interesó). Conforme la lana va perdiendo importancia económica, hay que completar la renta familiar con la agricultura. Pero, mientras que la oveja va al pasto, la sementera, de ninguna manera va a la lluvia. De tal manera que, si no llueve, no hay cosecha. Muchos años son los de malas cosechas, cosa que no se producía con la economía de la lana.
El camino inverso lo han hecho los apicultores. Antiguamente los colmenares eran edificios de tapial o, en algunos casos de adobe y piedra, fijos e inamovibles. Ahora, la apicultura se desarrolla en cajas que se transportan donde está la flor. Para el apicultor el problema ya no es tanto "el tiempo" como en encontrar el sitio en el que se ha producido la lluvia o no ha helado, para encontrar buena flor.
Mariano Castillo, es la respuesta a la demanda de una amplísima capa de población que empieza a vivir, pendiente del tiempo en el  siglo XIX. En la actualidad la playa o el esquí, la Semana Santa, el  turismo, el deporte y los viajes en especial, tienen una fuerte dependencia del tiempo. Los Marianos Castillos  de la actualidad, dan respuesta en los telediarios (espacio del tiempo) a esta demanda social.
El tiempo es de tremenda actualidad hoy en día y señala el estrés que produce en las personas la incertidumbre del suceso meteorológico. No es raro ver en el ascensor a un vecino manipular el móvil y consultar el tiempo. “EL TIEMPO” se ha convertido en una obsesión… aunque ni siquiera tengas que viajar.
*
Mariano Castillo
Pinchad aquí: