Páginas vistas en total

viernes, 24 de marzo de 2017

Marzo2017/Miscelánea ALBARRACÍN... PASICO A PASICO. (PRIMERA PARTE)

ALBARRACÍN… PASICO A PASICO
*
Si visitas esta ciudad turolense, esta ciudad monumental a la que adornan todos los títulos que el arte monumental y el turismo puedan otorgar. Tómatelo con calma. No tengas prisa. De vez en cuando reposa en algún rincón y observa tu entorno. La ciudad es minimalista y lo mejor de ella está en los detalles. Una cantidad de imágenes acudirán a tu mente sin apenas esfuerzo. Imágenes que luego evocaras en el lugar de tu residencia. Yesos, maderos, forjas, llamadores, visillos, empedrados, rótulos, voladizos, cornisas, almenas, contrafuertes… te servirán de aperitivo para cuando visites el museo catedralicio y las iglesias, sobre todo la Catedral, obra de Quinto Pierres Vedel. De arriba abajo o de la Torre de doña Blanca al portal de Teruel o de Molina, la ciudad te atrapará definitivamente. Te atrapará también, sin ninguna duda, el sonido del agua pura del Guadalaviar y el color morado de las petunias, rojo de los geranios, en los balcones de dura y artística forja. Forja que, como celosía de fuego y yunque, protegen a las damas tras las ventanas, mientas los mozos con la rondalla, les cantan los Mayos.
*