Páginas vistas en total

lunes, 5 de mayo de 2014

Mayo2014/Miscelánea. MOLINER Y PELLICER, TRAS LAS HUELLAS DE FORMENT Y CERVANTES

Fotografía del Diario de Teruel
*
MOLINER Y PELLICER
Emilio Moliner, quien  fuera párroco de Cariñena, acaba de publicar en la IFC un trabajo sobre el lugar de nacimiento del célebre escultor Damián Forment, desde ahora vuelve a CASA como alcorisano y aragonés. Sucede a menudo que a los aragoneses se nos hace poco caso, véase si no lo que sucede en el debate sobre el tema de la Corona de Aragón.
También, en estos días, se está hablando mucho sobre la tumba de Miguel de Cervantes. Se citan nombres e instituciones pero no se nombra, nunca, a la persona que encontró su partida de nacimiento y escribió la primera biografía de este importante genio de la pluma castellana. Se trata de JUAN ANTONIO PELLICER Y PILARES, natural de Encinacorba (Z) y al que el pueblo tiene dedicado su centro cultural. Juan Antonio Pellicer y Pilares publicó, además, la primera edición comentada del Quijote y gracias a ella sabemos otras muchas cosas del hidalgo manchego y de nuestra tierra.
Seguramente los aragoneses debamos hacer un mayor esfuerzo por estar presentes en el mayor número de ámbitos culturales y de comunicación, posibles. Hoy día, estar a expensas de que otros potencien nuestros méritos es un graso error. Por ello, y sin complejos, debemos exponer la parte en que como aragoneses hemos participado en la creación o potenciación de la cultura en la que nos desenvolvemos actualmente.

LOS SERENOS Y LA UNIÓN DE AGRICULTORES, INTITUCIONES NACIDAS EN ARAGÓN
*
Por Juan Antonio Pellicer y Pilares
Si la policía de la villa de Cariñena en la custodia nocturna de las vidas y haciendas de sus vecinos es tan singular, aunque modernamente la han adoptado otros pueblos con el título de SERENOS, todavía es más único y más digno de imitación el utilísimo establecimiento que hay en la de Cosuenda, llamado La Unión de Labradores. Es un Monte Pío, fundado por D. Pablo García Romero, Rector, o Cura párroco de aquella villa, con el fin de desterrar la ociosidad de sus naturales, y promover la agricultura. Contribuyó este celoso sacerdote con cierta cantidad de maravedíes y contribuyó con otra el común del Lugar, y con entrambas compraron varias tierras, que cultivan y esquilman los vecinos en los día de fiesta, precedido de la debida licencia: y de sus frutos renta un fondo, que sirve para reponer las caballerías que se mueren, sino que puede decirse que gozan de una como perpetua vida. La Leyes y condiciones de este tan humano y patriótico establecimiento (que no sólo se conserva después de siglo y medio, sino que ha recibido aumentos) se leen en el raro libro, que con el título De la execución de la Unión, thesoro y reparo de labradores, publicó el mismo párroco D. Pablo Romero en Zaragoza el año 1654 en 4º

*
LUCÍA  PERALTA
ENTREVISTA PARA DIARIO DE TERUEL A EMILIO MOLINER
*

A sus 88 años, Emilio Moliner recuerda de memoria casi todos los datos de su investigación Alcorisa, cuna de Damián Forment que acaba de publicarse en los Cuadernos de Aragón de la Institución Fernando el Católico (CSIC). El sacerdote alcorisano ha publicado obras sobre el obispo Juan Palafox, sobre la historia de Cariñena y sobre la historia de las iglesias de Alcorisa, entre otras, pero la más importante se ha centrado en el escultor Damián Forment.
-¿Cómo descubrió que Damián Forment nació en Alcorisa?
-Investigando sobre el alcorisano mosén Pedro García Ferrer, mano derecha del obispo Juan Palafox, encontré en el arzobispado de Zaragoza una copia del libro en el que el sacerdote apuntaba el nombre de los que se confesaban en la localidad. Me sorprendió que hubiese varias familias Forment, así que empecé a investigar y, efectivamente, era la familia del escultor.
-¿Cuánto tiempo le ha llevado la investigación?
-Encontré el libro de confesados en 1992. La investigación es durísima, porque yo partía de menos cero, pues siempre se había dicho que Damián Forment era valenciano. La lista fue clave, porque el cura conoce a sus feligreses y los anota por calles y familias. Antes de publicar mi investigación se la di a la catedrática en Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, Carmen Lacarra, para que la revisara.
-Todas biografías de Forment ubican su nacimiento en Valencia, ¿por qué se difundió esta versión?
-Jusepe Martínez, un pintor aragonés del siglo XVII, publicó Discursos practicables del nobilísimo arte de la pintura, donde escribe que Forment era natural del Reino de Valencia, pero no dice exactamente de dónde, por lo que la denominación es muy ambigua. Esa información ha perdurado hasta la actualidad.
-Siendo el introductor del Renacimiento en España, ¿por qué se sabe tan poco de su vida?
-Porque muchos investigadores han ido a buscar información a Valencia, al difundirse que era de allí, y no han encontrado ninguna pista.
-Usted, sin embargo, ha conseguido averiguar donde vivió y que tenía fincas en Alcorisa.
-Sí, él vivió en la carrera Tercera, en la actual calle de la Virgen. Bartolomé García, un gran mercader en Zaragoza, casó con Úrsula, una de las hijas de Forment. Cuando éste murió, Esperanza, hermana de Úrsula quiso recuperar el patrimonio de su padre, compró las fincas y las casas, por lo que está documentado en las escrituras, de las que tengo una copia.
-¿Qué importancia tuvo la familia Ballester en la carrera de Forment?
-Fue decisiva, porque los Ballester eran escoltas de Fernando el Católico, de Alfonso II y de Carlos V. Consta que pertenecían a la Orden Militar de Caballería, un estamento muy noble en la época. Además, desde 1.489 el capellán del Pilar de Zaragoza era Pedro de Alcorisa, un Ballester que conoció la imagen de la virgen que hizo en Alcorisa Damián, y a los 29 años lo llamó para hacer el retablo mayor del Pilar.
-La imagen que talló para Alcorisa cuenta con una historia curiosa.
-El maestro de Damián, Gil Morlanes el Viejo, le mandó hacer una virgen para el retablo mayor de la iglesia. Al revisarla, vio la belleza de la imagen, y cuenta el historiador fray Roque Faci que tuvo tanta envidia que cogió un pico para destruir la cara. Entonces perdió el equilibrio y cayó del andamio sin sufrir ningún daño. Por eso la llamaron Nuestra Señora del Milagro.
-¿Dónde se encuentra ahora?
Desapareció en la Guerra Civil, pero hay una fotografía de mosén Domingo Buj que se conserva.
-¿Qué importancia tiene para Alcorisa que se demuestre que Damián Forment nació allí?

-La misma que para Fuendetodos tiene que Francisco de Goya naciera allí. Forment fue un genio de la escultura. A partir de ahora, Alcorisa estará presente en las redes de la Institución Fernando el Católico, en la Real Academia de la Historia y en la próxima edición del Diccionario Bibliográfico Español de la Real Academia. Con el tiempo incluso se podría hace una especie de museo en la localidad.
*