Páginas vistas en total

martes, 6 de mayo de 2014

Mayo2014/Miecelánea. TERUEL, UN DESIERTO POBLACIONAL

Los jóvenes, un bien escaso en Teruel
*
LA ALARMANTE SITUACIÓN DE NUESTROS PUEBLOS
Primero fueron las masadas. Nadie se molestó cuando se quedaron vacías. Luego los grupos de masadas que tenían una escuela. Pero nadie comentó nada. Tras ellos vinieron los pequeños pueblos en los que desapareció, maestro, médico, cura, tienda, teléfono y butano. Enseguida les llegó la hora a los pueblos medianos que ya habían perdido tres cuartas partes de sus habitantes. Mejor vivir en la cabecera de comarca o en Teruel, se dijeron, aquí en el pueblo no hay servicios y tienes que desplazarte constantemente. Ahora les llega el turno a las cabeceras de comarca. Diez Comarcas hay en la provincia de Teruel y diez Partidos Judiciales se crearon en 1834, cuando se constituyeron las provincias, las diputaciones y los Gobiernos Civiles, todo ello en desarrollo de la Constitución de 1812. Pero para entonces los pueblos estaban llenos y España crecía en población. Ahora decrecemos y en los pueblos no hay actividad para fijar a la población (no hay trabajo para la mujer).
Los niños en Teruel son como la energía, un bien escaso. Aquí habría que aplicar el principio tan manoseado por los políticos  de CRECIMIENTO SOSTENIDO.
Pero en la provincia de Teruel, de difícil configuración geográfica, complicada orografía/hidrografía y escasa en recursos naturales con gran altitud y clima frío, no ha tenido nunca una planificación adecuada. El intento más serio de análisis y propuestas de futuro lo hizo Isidoro Estaban estando de presidente de la Diputación Provincial de Teruel con Gonzalo Borrás de Director del IET y, José Antonio Bisecas, como director del estudio. La cartilla que sacaron al respecto, marca un antes y un después en nuestra provincia. Sin embargo, la sangría sigue y la provincia se muere a chorros. Se mantiene la ficción con una sobredimensionada representación política que no corresponde a los ciudadanos que vivimos ni a la tecnología actual capaz de resolver la burocracia a distancia. Almohaja, que en invierno hay épocas que no vive nadie, tiene Ayuntamiento, calculamos que es por controlar el coto de caza, porque si no, a ver, qué se ventila ahí.
El otro día vimos el desolador panorama de una sola niña en Bueña, la hija del Alcalde y… suma y sigue. Cuando vamos a un pueblo, lo normal es no encontrar a nadie en la calle pero, a nadie-nadie. Conseguir la llave de la iglesia para verla es todo un reto. La gente es temerosa dada la soledad y el abandono en que viven. Los pueblos son como masadas, con más caserío sí, pero participando de las mismas características de soledad, lejanía, abandono y…. silencio.
Una provincia sin vertebrar en la que la PAC, ese intento europeo de fijar la población en el medio rural, ha sido un total fracaso como experimento sociológico.  Una división de la provincia en comarcas político-administrativas que tampoco es capaz de revertir la situación por sí misma y que con el tiempo veremos reducirse el número de comarcas a tres o cuatro. Una red de comunicaciones (carreteras, ferrocarril, teléfono, Internet) que fue llegando a los pueblos a medida que se iban despoblando. Un envejecimiento de la población dramático, el baptisterio hace años que no se usa y el cementerio crece, aunque cada vez a menor ritmo. Un bar o un Multiservicio donde reunir cuatro viejos para echar la partida es todo un reto, dibujan un panorama aterrador, más todavía, porque no se divisan las soluciones para el problema. Deberemos hacer como con las urbanizaciones de la playa: cerrarlos en invierno.
*
Sollavientos
*