Páginas vistas en total

jueves, 15 de mayo de 2014

Mayo2014/Miscelánea. EL CASERÍO DE BRONCHALES Y EXPECTATIVAS DE FUTURO

EXPECTATIVAS DE FUTURO
*
Decir que este pueblo tiene una “historia muy antigua” es no decir nada, pues todos la tienen aunque los sucesos significativos acaecidos sean a menudo escasos. Se dedicó la población desde antiguo, a la ganadería, ni más ni menos que todos los habitantes de la Sierra de Albarracín y de los Montes Universales. En el siglo XIX completó su economía  y puso todos sus afanes en la fabricación de carbón vegetal en sus interminables y frondosos bosques. Sin embargo, dos sucesos habrían de cambiarle la cara a Bronchales: la tuberculosis y el butano. El primero de ellos hizo que se crearan “sanatorios” en toda España y que se buscasen sitios de aires puros y bien ventilados para su cura. Aquí Bronchales acertó y de ahí le nace su riqueza turística. Estos nuevos pobladores le han cambiado la faz a un pueblo al que ya le quedan pocas casas de arquitectura popular. Los veraniantes han encontrado aquí, además, un lugar de gentes acogedoras y se han desvivido por cantar las bellezas del lugar y las cualidades de sus pobladores nativos, con más afán que acierto poético:
“Balcón sobre España alzado,
centinela y mirador,
los pies en el suelo puestos
y el rostro mirando a Dios.
*
Hito en las tierras del Cid
Hacia tierras de Levante.
*
Rancio lugar en el tiempo
madurando eternidades.
Etc. Etc.
El butano hizo que se acabara con la leña y el carbón vegetal, aunque en el pueblo y en toda la sierra se vean rimas de leña para el consumo doméstico, aunque rara vez se enciende la chaminera del salón. El pueblo progresaba, tranquilamente, de la mano de un turismo que parecía haber encontrado nido en el lugar cuando llegó un empresario que ofreció el “oro y el moro”. La crisis salvó al pueblo de una catástrofe mayor y de toda aquella “movida” ha quedado una planta embotelladora de la ya famosa “agua de Bronchales”, un secadero de jamones y muchos apartamentos sin vender. Posiblemente el pueblo necesite reorganizar sus perspectivas de futuro respecto al turismo y recuperar ese viejo proyecto que llevaba por título: “CENTRO DE ESCURSIONISTAS”  y anexionarle además, un CENTRO DIETÉTICO. El turismo actual ya no es de balneario y de paseo vespertino, si no que busca sobre todo el deporte y el ejercicio físico: comemos cada vez más comida basura y engordamos mucho. Ahí está el futuro, la gente por perder peso hace lo que sea y viaja a los lugares más dispares.
Estamos seguros que Bronchales decidirá con acierto su futuro, como hasta ahora lo ha hecho, porque goza de muchas riqueza naturales.
*
BRONCHALES EN EL MADOZ
(1845-50)
*
Lugar con Ayuntamiento de la provincia de Teruel (8 leguas) partido judicial, administración de rentas y diócesis de Albarracín (3 leguas) audiencia territorial y capitanía general de Zaragoza (24 leguas): SITUADO en terreno elevado y montañoso, donde le combaten principalmente los vientos del N., que hacen si CLIMA bastante frío; las enfermedades que comúnmente se padecen son dolores de costado: tiene 115 CASA distribuidas en varias calles, y además la de Ayuntamiento y cárcel; una escuela de primeras letras dotada con 750 reales vellón y concurrida por 35 discípulos; otra para las niñas con la asignación de 200 reales vellón y frecuentada por 20 de aquellas, y una iglesia parroquial (Nuestra Señora de la Asunción), servida por un cura y sacristán; el curato es de segundo ascenso, y se provee por SM o el diocesano previa oposición en concurso general: el cementerio ocupa un paraje ventilado fuera de la población: los vecinos se surten para beber y demás usos domésticos de las aguas de una fuente que hay en el pueblo, y de otras varias que brotan en el TÉRMINO. Éste confina  N. con los de Pozondón, Rodenas y Orihuela; E. con los de Monterde y Albarracín; S. con los de Torres, Tramacastilla y Noguera, y O con la sierra llamada de Albarracín, extendiéndose 2 y ½ horas de N. a S. y 1 y ½ hora de E. a O.: dentro de su circunferencia y muy inmediata al L. se encuentran 2 ermitas dedicadas a Santa Bárbara y San Roque, y como a 1 hora, un amasada llamada de la jara, cerca de la cual hay sobre un montecito otra ermita bajo la advocación de San Cristóbal. El TERRENO es arenisco y de secano; tiene montes hacia el N. y S. poblados de pinos buenos para madera, para carbón y para leña, y con abundantes y ricas yerbas de pasto; carece absolutamente de riego porque no le cruza río alguno: únicamente algunos barrancos de poca importancia que se forman de las fuentes, que hemos dicho, brotan en el término y benefician en algunas temporadas unos pequeños trozos que dedican para legumbres. CAMINOS: conducen a Teruel y Albarracín; los demás son locales y bastante ásperos. El CORREO lo recibe la hijuela de Orihuela por medio de peatón los lunes y jueves por la tarde, y se despacha los martes y viernes a la misma hora. PRODUCE: trigo, cebada, avena, y alguna legumbre, todo insuficiente para el consumo del pueblo; cría ganado lanar y cabrío, y caza de corzos, liebres y perdices. INDUSTRIA: hay un molino harinero y los vecinos se dedican a hacer carbón. COMERCIO: la exportación del carbón y algún ganado, e importación de artículos que faltan. POBLACIÓN: 89 vecinos, 356 ALMAS.
*
Quedan ya, pocos solares libres dentro del pueblo.
*
FUENTES DE BRONCHALES
1.- de Plaza de Fombuena. 2.- de Fontana. 3.- del Chorrillo. 4.- del Pilar. 5.- del Hierro. 6.- del Anillo. 7.- del Molino. 8.- del Navazo. 9.- de la Cruz. 10.- de Fuentecillas. 11.- de la Sierra Alta. 12.- del Ojuelo. 13.- de la Señora Paturra. 14.- de Huerta del Carro. 15.- del Puerto. 16.- de Germán. 17.- de la Cuñada de las Ceicas. 18.- de los Maquis. 19.- de la Sima. 20.- de las Colinas. 21.- de Castelblanque. 22.- del Mortero. 23.- de las Tejadas. 24.- del Tío Huevero. 25.- del Manzano. 26.- del Acebo. 27.- de la Sarga. 28.- de la Colmena. 29.- de la Canaleja. 30.- de la Losa. 31.- de Mingo Sáncho. 32.- de Borrochal. 33.- del Endrinar. (Según, Alfonso zapater)
*
Ermita de Santa Bárbara y cementerio.
*
El pueblo desde Santa Bárbara.
*
La embotelladora desde las tapias del viejo cementerio.
*
Amplias plazas indican  que antaño hubo poca presión humana.
*
Aspecto turístico de la localidad.
*
Casa de arquitectura popular a dos aguas junto a nuevas viviendas de turismo.
*
*
Casa serrana típica.
*
Desde siempre, hay caza de corzos.

*
Bronchales en plenilunio.
*
Fotografía de Alfonso Zapater.
*