Páginas vistas en total

lunes, 3 de febrero de 2014

Febrero2014/Miscelánea. REINTERPRETACIÓN DE LA ESCENA DEL BESO DE ISABEL DE SEGURA A JUAN MARTÍNEZ DE MARCILLA

Antonio Muñoz Degraín
Boceto depositado en el Mausoleo de los Amantes de Teruel.
Original en el Museo de El Prado,  Madrid.
Los Amantes de Teruel óleo sobre lienzo 330x516 cm. 
Firmado en 1884
*
Toda la trágica historia de Los Amantes de Teruel se desarrolla entorno al beso. El beso negado por Isabel que ocasiona la muerte de Juan, primero, y el beso otorgado por Isabel al cadáver del amado, que ocasiona también la muerte de la amada, después. Por ello, cuando los artistas intentan sintetizar esta dramática historia encuentran, en este singular momento, el clímax que sirve de corolario a todo el relato. Poetas, pintores, escultores, dramaturgos…. cuidarán, particularmente, el tratamiento dado a este singular e íntimo instante. También, en la representación teatral de las Bodas de Isabel de Segura, la “escena del beso negado” constituye el núcleo central de toda la trama junto con su efecto fulminante: la muerte del amado. Transcurrido un día, la muerte llega de nuevo tras el beso otorgado ya, con demasiada tardanza. El amor, como el perdón,  es necesario  ejecutarlos con prontitud.
 Existe en Teruel una historia de dos monjas que habitaban el convento de las Hermanas Clarisas. Murió una sin otorgar el perdón solicitado por la otra. Una noche volvió aquella a la vida y se apareció a su hermana para concederle el perdón negado en vida. La monja que relató tan extraordinario suceso, fue interrogada por las autoridades eclesiásticas de Teruel tratando de averiguar la verdad. En esta historia como en la de Los Amantes de Teruel sólo hay una verdad y ésta se encuentra en el corazón de cada uno de nosotros.
*
Aniceto Marinas García
Altorrelieve de los Amantes de Teruel, 1922. Teruel
*
Fotografía de Diego Hernández
Exposición en el Centro Social Ciudad de Teruel, 2014
*
EL BESO
pero ¿quiés será esa dama
de mantillina cubierta,
que dando un beso al cadáver
sobre él ha quedado yerta?
Era Isabel de Segura
figura de la tristeza
que a su amor transida busca
y en las tinieblas encuentra.
*