Páginas vistas en total

jueves, 13 de febrero de 2014

Febrero2014/Miscelánea. 13 DE FEBRERO: DÍA DE LA RADIO

EL ARRADIO
*
 La radio es ese mágico aparato que todos deseábamos tener en nuestra casa. Quien lo poseía, lo hacía sonar a toda potencia para que los vecinos lo oyeran. Mi vocabulario básico referido a la radio es por este orden: Radio Teruel, Gregorio Camacho, El Parte y Discos Dedicados. Todo ello oído en la calle por la radio de mi vecino Amador, nosotros no padecíamos tales lujos. Luego, ya en el Ibáñez Martín, escuché Radio España Independiente (Estación Pirenaica). Pero, sobre todo, el transistor ha sido la gran revolución de la radio. Quién no ha oído hablar de “la noche de los transistores”.
Aquí llegamos al uso ideológico y partidista de este instrumento que funciona de maravilla como emisor de propaganda. Utilizado por los dictadores de todas las calañas y usado como arma revolucionaria o contrarrevolucionada ha sido de mucha eficacia en el desarrollo de los acontecimientos sociales y políticos de todo el mundo. Franco lo usó con profusión y fue determinante en el golpe institucional del 23 F, así como en el ataque terrorista del 11 M. La radio, está unida a la historia de España y al desarrollo de sus acontecimientos más importantes.
Finalmente, señalar lo más importante de la radio. En los procesos de aprendizaje y de incorporación de información significativa funciona como inculcador ideológico. La radio llega directamente a nuestro cerebro y lo coloniza. No se puede practicar con ella, ni la discusión, ni el debate sosegado y racional, ni la secuenciación de los procesos de incorporación de nuevos elementos estructurales a nuestro pensamiento. Con la radio sólo cabe una opción llegado el caso: APAGARLA. Este funcionamiento UNÍVOCO es el más peligroso de un aparato que puede ser eficaz en determinados momentos, pero que ha sembrado tremendas dudas entre los oyentes.
 El ejemplo más próximo de su capacidad de subvertir el orden establecido lo tenemos en el caso del ataque terrorista del 11 M. En aquellos limitados y estresantes momentos, la emisoras “musicales” (esas que parecen inocuas y que emiten música melódica continuamente… y sin interrupción), rompieron la programación para emitir constantemente “partes” con el mensaje de que el Gobierno de España “mentía”. Metido el miedo en el cuerpo, el día de las elecciones (aquel mismo domingo siguiente) el vuelco electoral fue brutal. Luego vino Zapatero y todo lo que ustedes conocen. Cierto es que de la crisis no nos hubiera librado nadie, pero tampoco es bueno ayudarla.
*
Funciona simplemente con dos mandos: sintonía y volumen. Así de fácil... y así de difícil.
*