Páginas vistas en total

martes, 21 de octubre de 2014

Octubre2014/Miscelánea. SAN AGUSTÍN (EL CASERÍO)

El pueblo sería tan anodino como la mayoría de los de Teruel, si no fuera por la polémica levantada con la construcción de MAS DE PASTORES. Una urbanización propia de la época del ladrillazo y que vertió mucha tinta en la prensa, tras llegar a los juzgados. (Ver el escrito del final, tomado de Internet.)
*
*
*
*
*
**********
ERMITA DE SAN AGUSTÍN SIGLO XV
(Tiene tres ermitas: de Pradas, de San Agustín y Loreto. Varios peirones)
*
***********
VÍA CRUCIS MODERNOS (FORJA Y CERÁMICA)
*******
CASTILLO Y ERMITA DE LA VIRGEN DE PRADAS (GÓTICA)
********
PANEL INFORMATIVO
*
*
*
*
Del barón de Escriche.
*
*
Varias masías
*
Los Baltasares
*
Los Mases
*
San Agustín
*
Pajares
*
MAS DE PASTORES
(TOMADO DE INTERNET)

Aldea de San Agustín que, como otras masadas, se fue abandonando y deteriorando. Sus vecinos construyeron un edificio para la escuela y un horno.
En ningún momento el Ayuntamiento se ha planteado gastarse un solo euro en colaborar a su rehabilitación, ni aquí ni en el resto de masadas, sino que se ha plegado a los planes urbanístico-especulativos del primero que ha llegado con
los billetes por delante.
En el BOA todavía no se había aprobado el Plan Especial de Mas de Pastores y ya llevaban meses trabajando y edificadas inicialmente más de 30 casas. Las casas originales fueron derribadas de un día para otro y comenzó la construcción de un complejo de lujo. Un constructor (¿Vicente Orts Pertegaz?) compró hace unos años a través de su empresa Complejo Mas de Pastores S.L. (C/ Antigua Senda de Senent, 3, Valencia) casi todas las casas de la masada de Los Pastores con la supuesta intención de rehabilitarlo y amparado
en la colaboración del alcalde (Alejandro Peña Peiro – PAR) y sus acólitos que no pusieron ningún impedimento en aprobar dicho Plan Especial.
Ya desde el principio, el proceso de compra ha estado envuelto en polémica dado que figuran a su nombre (o al de su empresa) todas las casas del pueblo, compradas de manera y con documentación de dudosa legalidad. En julio de
2005 se presentó una querella criminal ante los juzgados de Teruel por parte de unos propietarios a los que arrebató su casa y además hundió parte de la fachada. Once meses después de su presentación, ni siquiera había declarado aún el principal imputado.
La veintena de casas originales las ha transformado en unas 60 nuevas viviendas que venden, con una superficie media entre 65 y 70m², una sola habitación, entre los 145000 y 160000 €uros
Lo que se anunciaba como restauración ha sido realmente un arrase y nueva construcción de hormigón forrada de piedra. No se ha conservado ni las plantas ni los elementos constructivos originales sino que se ha edificado salvajemente y luego se han forrado las construcciones como si fuera un decorado rústico.
El horno comunal, construido a cargo y trabajo de todos los vecinos, se ha convertido en una vivienda más.
La escuela pública, construida también por todos los vecinos, se ha convertido en un Hotel. Dicha escuela en lugar de rehabilitarse, años antes había sido destejada al parecer por orden de anteriores munícipes, con lo que su deterioro se aceleró enormemente.
La calle principal y las dos secundarias que conformaban el núcleo original han sido valladas y se impide el paso a quien no sea propietario, cuando siempre había sido una vía pública.
Ha arrasado carrascas de gran tamaño y de muchos años para construir todo el complejo.
En lo que era terreno rústico (bancales) ha construido un enorme Restaurantecentro
Social de nueva planta. Hay también aparcamientos y una piscina.
El entorno de Mas de Pastores ha sido ajardinado con especies no autóctonas (césped) que riegan constantemente pese a la escasez de agua.
El pozo de la masada fue perforado muchos metros más para poder abastecer la nueva urbanización, con el peligro que supone para el abastecimiento de las masadas vecinas que pudieran abastecerse de esas aguas subterráneas.
Se ha visto en numerosas ocasiones como, en plena sequía, se vertían miles de litros a la calzada.
El complejo, convertido en urbanización privada está, además de vallado, constantemente vigilado por unos empleados y por cámaras que atentan a la
intimidad de las personas que se acercan al lugar.
Los perros que vigilan el complejo andan sueltos y saltan constantemente a los vehículos que circulan por la carretera, con grave riesgo de provocar un
accidente.
Tan sólo un propietario llegó a tiempo de evitar el derribo de su casa, la única que, destejada, quemada y a medio derrumbar se mantiene en pie, en medio de un complejo turístico de nueva creación, recordando la injusticia cometida con muchos propietarios que ya nunca rehabilitarán sus casas.
Además de todos estos atropellos, cabe preguntarse ¿dónde está el dinero que
el Ayuntamiento ha sacado con el Mas de Pastores? ¿o es que las aldeas solo cuentan para especular con ellas? La lentitud de la justicia por aclarar este caso contrasta con la velocidad con la que se aprobaron los permisos y planes necesarios para llevar a cabo la urbanización.
*