Páginas vistas en total

sábado, 4 de octubre de 2014

Octubre2014/Miscelánea. COMPOSICIÓN MUSICAL A SAN CRISTÓBAL DE VILLALBA BAJA (Teruel)

POR ARTURO YAGÜES, CURA DE MANZANERA Y AHORA, CAPELLÁN DEL HOSPITAL PROVINCIAL DE TERUEL
*
Arturo se estrena como compositor con este himno a San Cristóbal de Villalba Baja. Letra y música figuran ser de su propiedad y el Santo a buen seguro que se lo agradecerá. Arturo es un cura ilustrado que tiene una importantísima biblioteca. Ya la tenía hace más de 35 años cuando lo conocí en Manzanera. Desde entonces la amistad no  ha cesado.
 San Cristóbal ha sido desde siempre el santo de los conductores. Tanto del que conduce ahora un moderno vehículo a motos como del que conducía antaño una  carreta o una recua de mulos. Por ello, San Cristóbal, está presente en casi todos los pueblos. En Teruel se dice que las Vaquillas se celebran el fin de semana más próximo a San Cristóbal. Los Matutano-Daudén  que exportaban paños a Nápoles lo tienen en un magnífico cuadro de la capilla de su palacio de La Iglesuela del Cid.
 Salir de la ciudad, en tiempos pasados, representaba ya un peligro. Fieras, bandoleros, inclemencias del tiempo, accidentes… componían parte de la extensa panoplia de sucesos capaces de arruinarte el viaje y el negocio. Por todo ello, las invocaciones al santo eran permanentes y muy comunes en todos los pueblos de nuestra geografía. Arturo así lo ha entendido, dándole al himno, además, una genuina orientación católica, como no podía ser de otra manera.
*
SAN CRISTÓBAL AYUDA A JESÚS A PASAR UN RÍO
 Ofero (luego Cristóbal) pregunto al niño: «¿Quién eres, niño, que me pesabas tanto que parecía que transportaba el mundo entero?». El niño le responde con claridad: «Tienes razón, peso más que el mundo entero, pues sobre mis hombros cargo con los pecados del mundo. Yo soy Cristo. Me buscabas y me has encontrado. Desde ahora te llamarás Cristóbal (en griego Χριστοφόρος, compuesto de Χριστός, Cristo, y de φέρω, llevar; o sea, el que lleva a Cristo). Al ayudar a cualquiera a cruzar el río, me estarás ayudando a mí. Fija en la tierra ese árido tronco que te sirve de báculo, que mañana lo verás, no sólo florido, sino coronado de frutos»
*
Ermita a San Cristóbal, reconstruida en Villalba Baja (Teruel)
*
Pintura de la capilla de los Matutano-Daudén en La Iglesuela del Cid.
*