Páginas vistas en total

jueves, 23 de octubre de 2014

Octubre2014/Miscelánea. LA PATATA Y PÉREZ DE LARREA, NATURAL DE VILLAR DEL SAZ

Las patatas (1841-42), pintura del gran pintor turolense Luis Berdejo Elipe.
*
LA INTRODUCCIÓN DEL CULTIVO DE LA PATATA EN ARAGÓN
*
(JUAN ANTONIO HERNÁNDEZ Y PÉREZ DE LARREA. El olvidado “Pignatelli” de la Ilustración Aragonesa. Por José María de Jaime Lorén)
*
Página 71
“Por lo que respecta a la patata, su introducción como cultivo extensivo de cara a utilizarla en la alimentación había venido siendo recomendado desde hacía mucho tiempo. Para Jerónimo Borao el primero que en Aragón potenció su empleo fue le farmacéutico y botánico Pedro Gregorio de Echeandía, que fue dado de alta en la R. Sociedad en 1786, aunque es posible que ya para entonces las hubiese cultivado ampliamente; el caso es que dos meses después del envío de trigo “corre a casa” que hizo desde Gijón Pariente en 1781 a Pérez de Larrea, le remitió también doce patatas amarillas con una carta que contenía las instrucciones de su cultivo, cuidados, resultados, utilidad como alimento y aplicaciones culinarias. Este cederá los tubérculos al socio A. Ortiz para que los siembre y experimente.
Durante varios años prosiguieron los ensayos del cultivo de patatas que a su vez fueron objeto de diversos incentivos. El marques de Ayerbe, que no pertenecía ala Sociedad desde 1788, mostró las experiencias que desde hacía tiempo venía realizando de hacer pan con parte de patata, y regaló varios
Página 72
Ejemplares de la instrucción sobre el cultivo de esta “batata de la Mancha”. Lorenzo Normante fue designado para escribir una memoria acerca de estos panes mixtos, y J. A. Hernández decidió en un gesto altruista ofrecer de su bolsillo 1.000 r. v. como premio a los labradores que sembrasen patatas, a razón de un real por cada quintal cosechado y, para servir como ejemplo, ese año de 1793 cultivó con patatas su propio huerto y al final de la campaña presentó los tubérculos a los Amigos del País. Estos premios ofrecidos surtieron efecto y ya en 1794 hubo labradores optando al real por quintal, como por ejemplo F. Rotellar, de Zaragoza, que cosechó veinticinco quintales de patatas.”
*