Páginas vistas en total

jueves, 23 de febrero de 2017

Febrero2017/Miscelánea. LA CALLE DE LOS AMANTES Y LA CASA DE ISABEL DE SEGURA

Cimborrio casa de los Segura, fotografía de Lampérez.
******************
LA CALLE DE LOS AMANTES Y LA CASA DE ISABEL DE SEGURA
*
La actual calle de los Amantes tiene dos tramos. El primero nace en la plaza del Torico y termina en la plaza de la Catedral. Este tramo desde la fundación de la ciudad se le llamó calle o carrera de Ricos Hombres (Homes). El segundo tramo, que nace en la plaza de la Catedral y termina en la calle de San Martín, se le llamó siempre calle o carrera de San Bernardo.
Por otra parte, el edificio que hoy se llama de Sindicatos, que linda con dos calles y una plaza (calle Yagüe de Salas, calle  Amantes y plaza de la Catedral) pervivió siempre o fue conocido permanentemente como, casa de los Segura.
De tal edificio, el de los Segura, se tiene noticia documentada mediante fotografía que aporta por Santiago Sebastián del archivo de Lampérez, concretamente, la fotografía que colocamos arriba y que corresponde al cimborrio de la casa. La casa, por el cimborrio, es de estilo gótico mudéjar y semejante al de La Seo de Zaragoza. Debió ser construida a principios del siglo XVI (Según Sebastián). Pero, además, hoy se sabe que los cimborrios de Tarazona, La Seo de Zaragoza y, la Catedral de Teruel, son del mismo autor.
¿Por qué calle de los Amantes? Pues, seguros como estaban los turolenses, de que esa casa era la de los Segura pensaron que, Diego, no debería haber vivido muy lejos de aquí, así que, para curarse en salud, a los dos tramos se les llamó Amantes. Desde el año 1881 (según de la Vega y Luque) a los dos tramos se les llama calle de los Amantes.
Luego vendrían otras investigaciones y Gargallo acertó a descifrar que los Marcilla vivieron en la zona de San Miguel, concretamente, en el barrio de los Palacios. Pero, para entonces, ya era tarde para cambiar nombres y, además, si tiene que haber una calle llamada, de los Amantes, bien está así.
Mi vecino, Vicente Azuara Novella, aún conoció los restos de esta casa antes de que se hicieran los nuevos edificios de Sindicatos y Telefónica. Recuerda que se sacaron un buen número de objetos, entre ellos, un pendón de la ciudad.
Vista aérea de la zona tras la Batalla de Teruel. La casa de los Segura, de hecho, desaparece.
***
**

*