Páginas vistas en total

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Noviembre2016/Miscelánea. VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA TUROLENSE

VIAJE CIRCULAR AL RÍO MARTÍN
*
 Todavía el Martín guarda el otoño entre sus hoces. Todavía es posible contener el aliento y la mirada ante una naturaleza tan brava y tan airada. Tan segura de sí y de su belleza. Tan feroz al crearla cuanto al darla. El viaje al curso alto del rio Martín lo es también, al corazón y el dolor de las Cuencas Mineras turolenses porque, las Cuencas Minera, son el pulso que han movido a la provincia más de cien años. Por ello, la madrugada de ese día 30 de noviembre, tras varios días de lluvia, fue umbría y temerosa  de que el tiempo impidiera siquiera su inicio. Seguimos primero la flecha del río Alfambra, para encumbrarnos a las planicies del altiplano turolense. Luego hay que atravesar dos puertos Esquinazo y San Just, cubiertos de “molinos de luz”. Debajo de San Just dormita Escucha (Ascuita) en el herrumbre de la torre del Pilar y de la térmica destartalada. Apenas queda esperanza sino es en el agua de los cauces que siempre dieron vida. Llegamos por fin a Martín y a su pantano. Luego fue descubrir un mundo de magia y de colores encendidos. Todavía el Martín guarda el otoño entre sus hoces. Todavía es posible contener el aliento y la mirada ante una naturaleza tan brava y tan airada. Tan segura de sí y de su belleza. Tan feroz al crearla cuanto al darla.
*
RÍO MARTÍN
*
Apenas nace ya es un  pálpito de  niño,
un sueño de colores, una hoz de plata,
un murmullo cadente y contenido
que a las aves del cielo se delata.
*
Puertos del esquinazo y San Just.
*
*
*
La herrumbre lo corroe.
*
*
***
**
*