Páginas vistas en total

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Noviembre2016/Miscelánea. LA CREACIÓN DEL REINO DE VALENCIA (FUE SUPRIMIDO POR FELIPE V)

EL REINO DE VALENCIA
*
He bajado al reino es una expresión coloquial muy usada, sobre todo, en la parte sur de Teruel. La provincia de Teruel tiene el alma dividida, casi la mitad de ella vuelca sus apetencias en Valencia y, la otra parte, en Zaragoza. Encontrarás en las tertulias a gente que conoce muy bien Valencia y, poco o nada Zaragoza, lo mismo sucede en sentido contrario. Sin embargo, los aragoneses, no tenemos tan presente el sentimiento o recuerdo histórico de haber sido reino, a pesar de haberlo sido con mayor legitimidad.
Todos sucedió a la muerte de Sancho III el Mayor de Navarra y la división de su reino en partes. Para Ramiro (1035- 1064) fue Aragón y Sobrarbe y para Gonzalo la Ribagorza. Ramiro I fue ya, rey reconocido por el Papado (por Roma). Su hijo, Sancho Ramírez, realizó la ceremonia medieval de enfeudación o vasallaje con “Roma”. El nieto de Ramiro I, Ramiro II el Monje, realiza la incorporación del condado de Barcelona al reino de Aragón mediante el llamado matrimonio en Casa, (en la Casa de Aragón Doña Petronila-reina de Aragón con Ramón Berenguer- conde de Barcelona).
La conquista de lo que luego sería territorio del reino de Valencia la realiza Jaime I de Aragón con tropas, principalmente aragonesas, entre los años 1229 y 1245 es decir, primera mitad del siglo XIII (trece). Hasta aquí todo parece claro, pero, por qué no incorpora Jaime I de Aragón los nuevos territorios conquistado a sus reino como ya hiciera, por ejemplo, Alfonso II de Aragón con Teruel? Seguramente, pensando en que estamos en la Edad Media y teniendo en cuenta el poder de la nobleza feudal, en rey Conquistador quisiera tener las manos libres en los nuevos territorios conseguidos y no verse mediatizado por una nobleza aragonesa levantisca que dio muchos problemas hasta, al menos, Pedro IV el Ceremonioso o del Puñalet (llamado así por rasgar los Privilegios de la Unión de Nobles).
No perder de vista que Jaime I de Aragón era guerrero pero también un gran político, es decir un buen organizador del reino. Prueba de ello es que manda a su amigo Vidal de Canellas, obispo de Huesca, hacer la mayor y mejor compilación de los Fueros de Aragón (libro de Fueros, vigente también en el Valle de Arán, y que están ahora físicamente emigrados de España por la desidia de otros tiempos).
Seguramente, Jaime I de Aragón pidiera consejo a Vidal de Canellas entre otros antes de constituir el reino de Valencia y el de Mallorca. Había dos razones esenciales para hacer las cosas bien, respetar la legitimidad y la legalidad de la nueva estructura de poder. El primer lugar el rey no puede crear un reino ex-novo. Un rey no tiene capacidad para crear reinos, eso sólo lo puede hacer en nuestro ámbito histórico el Papa, esto es, ROMA. Por ello Jaime I de Aragón para que el nuevo reino tenga legitimidad utiliza una “triquiñuela” que seguramente le aconsejó un jurista y un jurista de la Iglesia Católica evidentemente. Se trataba de la “división de la potestad real”. Los nuevos reinos de Valencia y Mallorca, nacen legitimos (de arriba abajo) porque el rey ya poseía esa legitimidad, histórica y de nacimiento, y lo que hace es desdoblarla. Por ello hemos hecho hincapié en la forma en que se originó el reino de Aragón. El nuevo reino de Valencia, legítimo en su origen, es, también, legal (en sentido horizontal) porque es reconocido por todas instancias coetáneas. Es reconocido como tal por el reino y condado sobre los que reina y gobierna y es reconocido como tal reino por los reinos periféricos.
Por ello el nuevo reino de Valencia (también el de Mallorca), pasa a ser legítimo en su esencia y legales en su estructura. Estos dos conceptos de legitimidad y legalidad han recorrido la columna vertebral de los avatares de los pueblos a lo largo de la historia.

Pongamos un ejemplo clarificador. El régimen franquista fue ILEGÍTIMO  en su origen (aunque muchos pudieran tener razones para el levantamiento militar). Un levantamiento/pronunciamiento siempre es ilegítimo por razones obvias. Sin embargo el régimen dictatorial de Franco fue progresivamente convirtiéndose en un régimen Legal. Primero lo reconoció la Iglesia, es decir, el Vaticano y por ello puso en las monedas FRANCO CAUDILLO DE ESPAÑA POR LA GRACIA DE DIOS, en un intento de hacerlo LEGÍTIMO/recuérdese que hasta Alfonso XIII (trece) permanecía la inscripción en la monedas de REY DE ESPAÑA POR LA GRACIA DE DIOS (como venimos diciendo la realeza tiene origen/legitimidad divina o, al menos, del Papado, el Papa coronaba emperadores). El régimen, luego, fue reconocido por EEUU y finalmente España entró en la ONU. La dictadura de Franco, sí consiguió la LEGALIDAD, más nunca la LEGITIMIDAD. La razón básica es que a partir de la revolución Francesa y la entrada de la Edad Contemporánea la soberanía reside en el PUEBLO y es el PUEBLO el que legitima y legaliza a los que detentan el poder. Las demás naciones sólo pueden reconocen  o desconocer, esa realidad.
*
Plaza del Ayuntamiento, antes Plaza del Caudillo.
*
***
**
*