Páginas vistas en total

martes, 29 de noviembre de 2016

Noviembre2016/Miscelánea. SENTARSE A LA FRESCA... TODO EL AÑO.

DE LA FRESCA Y EL CARASOL A LA TERRAZA DEL BAR
*
Al verano se tomaba la fresca por la noche a la puerta de casa, al invierno, se tomaba el sol en los carasoles. En ambos casos, en nuestros pueblos, se comentaba el “periódico hablado” que no era otra cosa que los “chismes” de lo que pasaba en el pueblo.
Dicen que fue Isabel II, una reina muy popular, la que trajo la moda de salir de las tabernas a tomar el vino a la calle y la otra moda, no menos popular que la anterior, la de tomar baños de mar, pues tenía soriasis. Sea como fuere, la explosión de las terrazas se ha visto reforzada tras el decreto que prohibe fumar en locales cerrado. Pero, no digamos nada del turismo de playa, cuyo arrollador éxito constituye una pieza esencial de nuestra economía.
Teruel, siguiendo el pálpito nacional, extiende sus terrazas durante todo el año. Es buen negocio para sus dueños y para el Ayuntamiento.
EL CARASOL
En el carasol se decía que con el arriendo de pastos, cuyo dinero iba al municipio, se hacían planes para mejorar la vida de la aldea. Bendecían a Paco el del Molino, y el elogio más frecuente entre aquellas viejecillas del carasol era decir que los tenía bien puestos.” Ramón J. Sender. Réquiem por un campesino español.
*
*
*
*
***
**
*