Páginas vistas en total

sábado, 26 de noviembre de 2016

Noviembre2016/Miscelánea. EL DEFENSA DEL POBRE PEATÓN

SEA LA ACERA (AL MENOS) PARA EL POBRE PEATÓN
*
El sexto día de la creación
26 Al ver Dios tal belleza, dijo:
«Hagamos ahora al ser humano
tal y como somos nosotros.
Que domine a los peces del mar
y a las aves del cielo,
a todos los animales de la tierra,
y a todos los reptiles e insectos».
****
El séptimo día de la creación
El séptimo día Dios descanso. 
*
El octavo día, cuando Dios despertó de su descanso, vio al hombre caminar por la Tierra. Lo vio por senderos y veredas, por caminos, por carreteras, por autopistas. Vio al hombre volar y navegar. Lo observó como hacía ciudades y las llenaba de calles, callejones, plazas y callejas. Y finalmente vio al hombre salir al espacio exterior hasta casi tocarle los pies tal como Él estaba sentado en su gloria.
Miró Dios con mayor atención la obra del hombre y observó que cada día se reducían más los espacios dedicados a lo bípedos-peatones. Vio que el caballo y la carreta, la diligencia y el coche, el autobús, el camión, el tren, la moto y hasta la humilde bicicleta habían tirado / expulsado al hombre de la senda que le era propia.
Y dijo Dios, más que cabreado: ¡SEAN LAS ACERAS PARA EL PEATÓN! Pero… los alcaldes no estaban de acuerdo y dijeron…. Pongamos en las aceras terrazas para sacar dinero para poner más terrazas y sacar más dinero y poner más terrazas..... Hagamos pasar por las aceras a las bicicletas, para expulsar al peatón y que todo el mundo vaya con vehículo al que le pondremos un impuesto. Y vieron los alcaldes que esto era bueno para ellos y… ¡¡¡¡¡ Se quedaron bien descansados!!!!
En las vías urbanas e interurbanas, el elemento más débil es el peatón, condenado a sortear todo tipo de elementos por delante, por detrás y de costado. Como las zorras en las noches oscuras, vamos permanentemente alterados y preocupados por un atropello que puede suceder en cualquier momento.

Haga Dios de nuevo la creación y ponga de nuevo al hombre en su centro. A los alcaldes… a los alcaldes y ediles en general, a su servicio: LA ACERA (SEA, POR FIN) PARA EL PEATÓN.
****

**
*