Páginas vistas en total

sábado, 12 de noviembre de 2016

Noviembre2016/Miscelánea. FEDERICO I EL LIBERAL (A DIFERENCIA DEL RESTO DE LOS MORTALES, QUE DESCENDEMOS DEL MONO ÉL, DESCIENDE DE ORIHUELA DEL TREMEDAL)

FEDERICO I EL LIBERAL
*
El liberalismo es una doctrina política, económica y social que se ha desarrollado en nuestro ámbito geográfico durante los siglos XIX y XX. Podemos distinguir dos etapas, a groso modo: el Liberalismo clásico, hasta los años 30 del siglo pasado y el Neoliberalismo, desde entonces, hasta la fecha.
En España, país poco desarrollado industrialmente, las doctrinas económicas del liberalismo nunca se han desarrollado en toda su plenitud. Sin embargo,  el Liberalismo,  sí que ha sembrado nuestra historia de ricos y valiosos contenidos que han llegado hasta nosotros y que ahora se defienden, hasta desde posiciones Socialdemócratas.
Es Liberalismo nace a finales del siglo XVIII y en España se desarrolla con, pero sobre todo, a la muerte de Fernando VII (el rey Felón). El Trienio Liberal (1820-23) ya dio algunas muestras de lo que el Liberalismo podía dar de sí en España. Nace pues, con un gran adversario que lo fortalece en la lucha, se trata de Carlismo, doctrina reaccionaria y partidaria de la vuelta a la monarquía absoluta (Carlistas contra Isabelinos).
Algunos datos del Liberalismo español son, por ejemplo:
La actual bandera española, cuyos colores ya se utilizaban como banderín de enganche para la lucha contra Napoleón.
El sistema constitucionalista, empezando con la madre de todas las constituciones: LA DE CÁDIZ (la Pepa, 19 de marzo de 1812).
Las desamortizaciones de los bienes de la Iglesia. El liberalismo español tuvo que hacer frente a tres guerras civiles en la península y a las guerras de independencia en América, por ello necesitaba mucho dinero.
La creación del ejército. Se trata de un ejército popular de levas. Podías librarte del servicio pagando a otro. Víctor Pruneda, siendo alcalde de Teruel, libró a todos los mozos del servicio militar mediante el pago vecinal de los sustitutos. Fue sacado a hombros (como los toreros) y paseado por la ciudad. El ejército de levas lo suprimió Aznar, con la opinión en contra de Felipe González. Los ejércitos de levas universales tuvieron carácter revolucionario y jalonaron el país de PRONUNCIAMIENTOS”.
Una escuela pública, universal y gratuita. Ley Moyano. Como no había dinero se encargó de la misma a los Ayuntamientos. Funcionó mal y los maestros pasaron hambre. Es a principios de siglo XX, cuando Romanones incorpora los sueldos de los maestros a los presupuestos del estado. En Guadalajara le levantaron (los maestros agradecidos) un monumento.
El desarrollo de Higiene y la Salud Pública es una preocupación que nace ya en el Trienio Liberal y en la que trabajó una comisión de las Cortes en la que estuvo Lagasca. Un PRACTICANTE, es un titulado experto en los partos. Los partos higiénicos (hervir agua), sacar los cementerios de los pueblos a lugares ventilados, desecar las lagunas, etc.… dio lugar a un “bum” demográfico, a la expansión de las ciudades ocasionando el derribo de las murallas.
Primer desarrollo industrial. En el año 1901 Teruel es la última capital de provincia española a la que llega el ferrocarril. Así, pues, se crea una red básica capaz de conectar toda España. Lo sabemos bien, los ferrocarriles no se hacían con la iniciativa privada sino, con concesiones del Estado y a ellas acudían empresa (muchas de ellas extranjeras) a lucrarse. La primera Huelga General de España se hizo sólo en Barcelona, dando con ello idea del débil desarrollo de la industria y del poco peso del proletariado en España.
La banca, el libre comercio, la libertad individual, el constitucionalismo, los pronunciamientos militares, las guerras civiles, una aristocracia atávica, una burguesía débil y una Iglesia reaccionaria, asentada como un Señorío, con base en los obispados y dominando la economía y las “conciencias” de todo un pueblo, son algunos datos para entender  como “navegó” el Liberalismo en España.
 España, realmente, cambia en los años 50 del siglo pasado, cuando la población marcha definitivamente a las ciudades y se crean las clases medias. España hoy es Urbana (véase la despoblación de Teruel)
Se trata ahora de saber, cual es el papel del Neoliberalismo en España y que recetas nos aporta Federico I de Orihuela o el Liberal.
No se trata, como suele hacer Federico, de dar mandobles a “diestra” y siniestra” (alguno siempre habrá que dar), se trata, por el contrario, de saber que aportaciones va o puede hacer el Neoliberalismo a la política, la economía y la sociedad española del siglo XXI.
Muerto el Carlismo (a Dios gracias), veamos, sosegadamente, si el Liberalismo / Neoliberalismo todavía tiene pulso, empente, rasmia… Se trata de saber, qué de positivo nos puede aportar y, si es así, bien venido sea.
***
**

*