Páginas vistas en total

miércoles, 13 de abril de 2016

Abril2016/Miscelánea. EL HUMOR EN MISCELÁNEA TUROLENSE. ÉXITO EN EL PRIMER TRASPLANTE DE PEIRÓN A UN JOVEN VOLUNTARIO

PRIMER TRASPLANTE DE PEIRÓN REALIZADO CON ÉXITO EN EL MIGUEL SERVET
*
Si tienes problemas con el Patrimonio histórico, busca soluciones imaginativas, pero no busques ayuda, en este Gobierno.
*
Era el más grande y, también, el más “hermoso” de los peirones de Aragón. Sin embargo, su situación de deterioro aumentaba día a día. En la Comarca Cuencas Mineras trataron de evitar su desenlace final mediante el apuntalamiento del monumento. Pero, a pesar de la desesperación entre los habitantes de Huesa, (ya se sabía que este parche no era la solución definitiva para un peirón que iban agachando la cerviz  día a día y que pronto, su hornacina, “besaría” el suelo), siempre hay alguien que mantiene la luz de la esperanza y la fe viva en una solución de última hora (in extremis).
Ante la falta de presupuesto de los distintos gobiernos y entes que meten baza en nuestra tierra aragonesa, cuyo número es tan elevado como las aves del cielo (Gobierno de Europa, Gobierno de España, Gobierno de Aragón, Diputación provincial, Comarca Cuencas Mineras, Mancomunidad, Ayuntamiento y, finalmente, Concejalía de peirones y otros monumentos en derribo), la asociación cultural “Castrillo de Peñaflor” decidió tomar cartas en el asunto.
A través de los medios de comunicación lanzaron una campaña: “Estampa tu firma y salvarás un peirón”. El impacto social fue tremendo y todo el mundo se ofreció a salvarlo. Entre tanto la Dirección General de Patrimonio tomó, también, cartas en el asunto y dijo: “Ese peirón no lo toca ni Dios”. Vamos a hacer un estudio rigurosísimo sobre peirones y su evolución a través de los siglos.  Visto los cual los de la asociación “Castrillo” se temieron lo peor. El peirón caería definitivamente al suelo si no se tomaban medias inmediatamente.
Burrillo, un socio y vecino, que tiene un amigo médico dio la solución. Hasta que se intervenga en el monumento de forma definitiva, dijo Burrillo, lo mejor es mantenerlo implantado en un “cuerpo joven y vigoroso” que lo mantenga vivo y que a la vez sea capaz de “enderezarlo”. Esto sólo lo pueden hacer (sugirió) en el Miguel Servet. Así que se pusieron en manos de los médicos con tan pasmoso resultado como se verá.
La operación fue un éxito y el peirón, no sólo se adapta al nuevo cuerpo de forma natural y vigorosa, sino que cada día va recuperando su vigor primigenio: ¡vamos, que se endereza!
Así que, todos tan contentos, gritaron:

¡Viva Huesa del Común!
*
¡Viva el Miguel Servet!
y
¡Viva el peirón de Huesa!
*
¡VIVA!... ¡VIVA!...¡VIVA!
*
Así se encontraba el peirón antes del trasplante.
*
HUMOR MISCELÁNEA PARA
EL LECTOR CONTEMPORÁNEO
*