Páginas vistas en total

viernes, 8 de noviembre de 2013

Noviembre2013/Miscelánea. SAN JULIÁN, UN BARRIO CON CONTRASTES

San Julián es un barrio que ha crecido a su aire. Aquí encontrará el visitante los más extremos contrastes: una arboleda, un tanatorio, un taller, lápidas, gasolinera, artesanía, menas (el recuerdo), etnias diferentes, arquitectura moderna, viejos pajares y eras, tejerías, grafitis, jotas en las paredes, un ascensor impresionante y un sin fin de curiosidades. El barrio sigue creciendo sin control y sin una idea clara que lo defina, ni en lo arquitectónico, ni en lo artístico. Tendrá en el futuro un conservatorio de música y centro de interpretación de la cerámica. Quizás le pongan más ascensores, más farmacias y más servicios pero, el barrio, allí donde las casas se topan con los arcillares tiene que poner un parque, perimetral por medio, que le dé desahogo. El tiempo dirá si se acomete una profunda reordenación de todo su conjunto o siguen las cosas como están: cementera, mármoles y un urbanismo desencajado y anárquico. Tiene el barrio una iglesia capaz y una ermita destartalada con una placeta delante en la que o cabe una maceta. Dura tarea la de darle a este barrio un aire más urbano y habitable. Parece ser que sí que hay una preocupación de fondo: construir más ascensores para subir a las "muelas".
*
*
*
*
*
*
*