Páginas vistas en total

lunes, 25 de noviembre de 2013

Noviembre2013/Miscelánea. ¡ EL PSOE HA VUELTO !

EL PSOE HA VUELTO
(Tentaros la ropa)
Se ha constatado, a lo largo del siglo XX, el fracaso del socialismo como una doctrina capaz de resolver, por sí misma, las desigualdades (económicas, sociales y culturales) en cada uno de los continentes. La aportación más importante del socialismo ha estado y está en su versión socialdemócrata, más relajada, humana y capaz de rebajar las tensiones sociales del capitalismo despiadado.
*
Para pasar el agua de un lado al otro del barranco, como muestra la imagen superior, es preciso al menos un puente-acueducto. Hay otros métodos más modernos como el sifón o vaso comunicante o, quizás,  el uso de un potente motor que impulse el agua. Para pasar de una sociedad capitalista a una socialista se han puesto en práctica en el siglo pasado, básicamente, dos métodos. Uno es la revolución y el otro, el sistema socialdemócrata incrustado en las democracias burguesas que tienen sus raíces referenciales en la cultura griega. El uso de la revolución ha dado patéticos resultados allí donde se ha impuesto. Rusia, Cuba, Corea del Norte…. países del llamado Telón de Acero. Desde el exterior se vislumbra el problema de esos países porque vemos que la mayor parte de la población quiere marcharse de allí, de ese supuesto paraíso, para alcanzar el “horror” de las democracias burguesas. Todavía se encuentra mejor, el emigrante,  si en esas democracias se ha aplicado un método socialdemócrata que les permite obtener educación, sanidad, subsidio de paro y de vejez de forma gratuita y sin haber cotizado con anterioridad, sólo por el simple hecho de haber entrado en el club. Pero… ¿qué pasa con el club cuando entra en crisis, cuando ese Estado de Bienestar no puede seguir siendo dadivoso y caritativo con todo el que hasta él se acerca. Hoy día, si no hubiera fronteras, masas ingentes de gentes acudirían a los países europeos en busca del dorado. A pesar de las fronteras, flujos continuos de gentes marchan de países “socialistas” a países capitalistas. Lo que está pasando en Venezuela es de una gravedad extrema que marcará el futuro de generaciones y generaciones de ciudadanos a lo largo del tiempo. Los países que han sufrido el yugo comunista tienen serias dificultades en su recuperación, incluso con ayudas potentes, véase sino el caso de Rumanía o de los países balcánicos. Allí donde han imperado estos regímenes la sociedad arrastra una desestructuración que dura largas décadas. El comunismo mata la iniciativa privada, fundamento del progreso económico, social y cultural de los pueblos, porque, el simple reparto de la riqueza no crea nada, más bien ocasiona sociedades apesebradas y esclavas del poder que les da la limosna.
 La socialdemocracia / las socialdemocracias han tenido siempre la tentación de dar una paso adelante e incorporarse a un sistema plenamente socialista, para ello tienen siempre a su izquierda a un partido comunista que les anima sin descanso y quiere coaligarse con ellos en las tareas del poder. Ejemplo palpable es lo que pasa en Andalucía, una región en la que se ha llegado al extremo del sistema socialdemócrata y ahora no tiene marcha atrás al tener gobierno de coalición, PSOE-IU. La alianza socialdemócrata-comunista hace inviable un retorno a posiciones más juiciosas y que  eviten ahondar en la bancarrota  en que está sumida esta sociedad del sur de España, rica en recurso, por otra parte. El problema de Andalucía no es la corrupción, como lo puede ser en Valencia, Madrid, Cataluña o cualquier otra comunidad autónoma, su problema es que arrastra los signos de una sociedad que ha traspasado los límites socialdemócratas y se encamina hacia un modelo cuasi socialista en el que la mayor parte de la sociedad está subsidiada, desaparece la iniciativa privada, crece el abandono escolar y se obtienen, con la mayor inversión, los peores resultados académicos. Hoy no podrían hacer frente a sus pensiones de jubilación y tienen una sanidad obsoleta. Frente a Madrid que ha construido recientemente nuevos hospitales en Arganda, Coslada, Majadahonda, San Sebastián de los Reyes, Valdemoro, Aranjuez y Vallecas, Andalucía tiene uno déficit hospitalario por encima de la media europea y la construcción de los 20 nuevos hospitales, que necesita, está siendo un verdadero problema y un dolor de cabeza para los consejeros del ramo.
De buenas a primeras y sin mediar causa teórica o práctica por medio, dice Rubalcaba a grito pelado en Andalucía: “EL PSOE HA VUELTO”. Nosotros no  sabíamos que se hubiera ido a ninguna parte (más allá  de dejar el gobierno de España por derrota electoral). Pero si trata de decirnos que el partido se ha reestructurado o se ha refundado en base al estudio, elaboración, discusión y aprobación en congreso (ordinario o extraordinario) de nuevas doctrinas que contengan nuevas bases sobre el “socialismo” a aplicar en el siglo XXI. De eso, también podemos decir: NADA DE NADA. Rubalcaba no es un líder intelectual capaz de llevar a adelante nuevas propuestas sobre el socialismo. Más diré, en la historia del socialismo europeo, España ha sido un territorio donde la doctrina ha llegado de Europa y ha sido esparcida entre nosotros sin que los nuestros hayan tenido capacidad de reintegro mediante alguna aportación digna de tal nombre: salvo, Joaquín Costa (escuela y despensa). Con todo, hasta la pasada contienda civil, el anarquismo fue la genuina expresión de nuestra castiza forma de entender el socialismo. En resumen, el PSOE no ha vuelto porque le falta, líder, ideas y sobre todo una generación capaz de hacerse cargo del legado socialista. La generación actual, víctima del sistema educativo socialista, presenta un perfil nada halagüeño de cara a nuestro inmediato futuro. Como ejemplo véase a la líder y presidenta de Andalucía o a las “barbis” del Congreso o a Madina por poner, también, a un hombre y hacer el socialista ejercicio de discriminación positiva.
*
*