Páginas vistas en total

lunes, 4 de noviembre de 2013

Noviembre2013/Miscelánea. LOS LAVADEROS DE LANA DE EL POYO DEL CID Y VIRGEN DEL MORAL (PRIMERA PARTE)


PRIMERA PARTE
No está todavía muy determinado el papel que jugó el negocio de la lana en la historia de las poblaciones del sur de la Ibérica durante la Edad Media y Moderna y, mucho menos, en tiempos anteriores. Para el siglo XI, cuando el Cid cobrara “parias” en toda la zona del Jiloca y Molina de Aragón, dos actividades económicas parecen ser básicas en la zona: el pastoreo y la minería del hierro. Casi todo el mundo se remite a Ignacio de Asso para saber algo del tema y, también, a la Casa de Ganaderos de Zaragoza. Pero habrá que preguntarse sobre la ganadería en la Celtiberia y si las sesmas obedecen a repartimientos basados en esta actividad o no. De momento las incógnitas son casi tan grandes como los olvidos. Hay sobre el terreno, señales de la actividad ganadera y del aprovechamiento de la lana, pilones, telares, batanes, lavaderos de lana, etc. etc. que habrá que investigar y juntar para un mejor conocimiento de nuestro pasado. ¿De dónde salían las “parias” que pagaba al Cid si no había prácticamente agricultura?  Ya Ignacio de Asso dice que a finales del siglo XVIII la agricultura en la zona de Teruel era una actividad marginal. En busca, pues, del lavadero de lanas de El Poyo marchamos saliendo desde la propia localidad y pasando por la escultura dedicada al Mío Cid. Una vez llegados al peirón del Pilar giramos a la derecha hasta la ermita de la virgen del Moral, camino de Fuentes Claras. Encontramos ruinas de una actividad que dicen que acogía el trabajo de hasta 100 personas. También hay lavadero de lanas en Calamocha aprovechando las limpias aguas del río Jiloca. En el siglo XI Rodrigo Díaz de Vivar sienta su plaza en El Poyo camino de Valencia. En el siglo siguiente, el XII, Alfonso I el Batallador lo hace en Monreal del Campo punto clave en la ruta de la lana que recoge la economía del bajo Jiloca y Molita de Aragón para sacarla por Bueña, Alfambra y El Pobo al mar. Ya a finales del XII, Alfonso II el Casto, funda Teruel y sienta la base definitiva de la conquista de Valencia, pero empezando por Morella. ¿Qué papel jugó la lana en todo este proceso de conquistas? Sin duda importante ya que, como anécdota, cabe señalar que Alfonso I el Batallador otorga a la Casa de Ganaderos de Zaragoza el derecho a pastar en todo el reino de Aragón. Derecho que creará multitud de problemas y pleitos en el sur de su territorio. Por ello insistimos en la necesidad de revisar nuestra historia a la luz de esta actividad tan básica para la supervivencia de los habitantes de esta tierra, en casi todas las épocas.
*
Panel informativo junto a la escultura de Mío Cid.
*
*
*
*
*
*
*
Información sobre la ermita, Camino de Fuentes Claras.
*
Puerta de acceso a los lavaderos.
*