Páginas vistas en total

martes, 26 de noviembre de 2013

Noviembre2013/Miscelánea. EL CALENDARIO ZARAGOZANO DE MARIANO CASTILLO

Nace Mariano Castillo y Ocsiero en Villamayor de Gállego (Z), el 2 de agosto de 1821. Muere en Villamayor de Gállego, en abril de 1875 fue un astrólogo aragonés. Francisco M. Zarzoso fue un astrónomo natural de Cella y por tanto un científico. Mariano Castillo se le sitúa en el campo de la astrología, es decir, en la interpretación de los astros de forma más o menos licenciosa. Villamayor de Gállego es ese conocido pueblo zaragozano que tanto ha luchado en los últimos tiempos por su independencia municipal, pues se unió a Zaragoza capital en el año 1912 y permaneció en su seno hasta 2006.  Pues bien, en este lugar nació nuestro personaje y empezó a publicar el famosamente conocido como “Calendario Zaragozano” en el año 1840. Desde entonces hasta la fecha ha tenido continuidad. Se edita en Madrid y se imprime en Arganda del Rey (Madrid). La obra es una miscelánea de cosas diversas y en las que también se hace una previsión anual del tiempo. Como llevamos dicho no tiene fundamento científico pero la obra sigue editándose porque sigue vendiéndose. Tiene un apartado muy útil para los feriantes en el que se reflejan las fechas de todas las FERIAS Y MERCADOS DE ESPAÑA. Calendario, onomásticas, eclipses, refranes, datos curiosos y un largo etcétera componen un entretenido y curiosos libro.
¿Cómo será el tiempo en enero de 2014? Vean lo que dice el almanaque de Mariano Castillo: “Será anubarrado y revuelto, pero no en demasía, al principio; al mediar, con vientos del NE., fríos y secos, aumentarán las escarchas y heladas, aunque también habrá días apacibles y de bastante mejor temple. Al ir finalizando, volverán a moverse con violencia los vientos del NO., empezando el temporal con bastante destemple, por lo que se volverán a producir recias escarchas y heladas. Tiempo duro de invierno.”
*
Retrato al óleo propiedad de sus herederos y publicado, como fotografía, en la revista Aragón en el año de 1934.
*
Si llueve, hay cosecha.
*