Páginas vistas en total

miércoles, 16 de marzo de 2016

Marzo2016/Miscelánea. UNA MONEDA CUBANA DE TRES PESOS

CARA
En la cara de la moneda figura el rostro del revolucionario argentino-cubano Ernesto Guevara. En la bordura del arco superior la leyenda: PATRIA O MUERTE y debajo del rostro de Che Guevara, la fecha de emisión: 1992
*
ERNESTO GUEVARA
*
El Che fue un conocidísimo revolucionario argentino-cubano cuya imagen impregna y ha impregnado miles y miles de muros, camisetas, banderolas y demás mercadería de uso habitual entre los adolescentes de todos los países del mundo. No es una excepción ni un caso singular en la historia contemporánea. Sin embargo, es fiel reflejo  a la vez que define perfectamente a la Edad Contemporánea, periodo último de nuestra historia en la que se desarrollan las llamadas “revoluciones románticas”. Revoluciones que tienen un carácter tremendamente violento. La característica fundamental de las “revoluciones románticas” está en el uso despiadado de la violencia (el terror) para acabar con el viejo régimen de monarquías absolutas (hacer tabla rasa). Primero la revolución Francesa hizo funcionar día y noche la guillotina y el terror. Luego, las llamadas “revoluciones proletarias” que pretendían y pretenden acabar con el capitalismo, han dejado un reguero de sangre, tan grande, como no se había visto jamás en la historia de la humanidad. Socialista, anarquistas, comunistas y trosquistas son los gajos de esta fruta revolucionaria. El uso de la violencia se manifiesta en este tipo de revolución hasta en los actos ordinarios. Me comentaba un amigo que en un pueblo de Teruel, las proclamas o bandos revolucionarios de las comunas anarquistas eran, siempre, de este tenor: “el que no colabore será pasado por las armas".
A principios del siglo XXI ya ha quedado claro el fracaso de estos regímenes dictatoriales de raíz marxista-leninista. Sin embargo, su desaparición será muy larvada en el tiempo y adquirirá formas y camuflajes diversos (populismos). Otra característica común de estos sistemas políticos es la obsesión que tienen de hablar en nombre del pueblo y claro está, de suplantar permanentemente al pueblo. De momento, en Cuba, el Che sigue dando la CARA, pero sólo en las monedas.
*****
***
**
*
CRUZ
La cruz de la moneda contiene en su centro el escudo nacional, con el único añadido de una estrella de cinco puntas (comunismo) en el gorro frigio que lo timbra. En la bordura la inscripción: REPÚBLICA DE CUBA* TRES PESOS*
*
EL ESCUDO CUBANO
*
El escudo de armas de CUBA, fue invención de Miguel Teurbe Tolón. Este escudo tiene la forma de una adarga ojival, y está dividido hacia los dos tercios de su altura donde lo remata una línea horizontal. En su parte superior, la principal, se observa un mar a cuyos lados se ven dos porciones terrestres y una llave central con su palanca hacia abajo. Estos elementos simbolizan la importancia geográfica y política de CUBA. La llave representa la entrada del Golfo de México y las significaciones terrestres son de izquierda a derecha, el Cabo Sable en la Florida y el Cabo Catoche en México.
Al fondo, el sol aparece semi-hundido en el horizonte, denotando su calor tropical. El cuartel inferior izquierdo, representa la división de la Isla, o sea los Departamentos en que estaba dividida en esos mementos, representándolos con tres franjas azul turquí. Dos blancas, que exponen la pureza de sus patriotas, intercaladas entre las tres azules, cierran el contenido del compartimento.
En el cuartel inferior derecho se yergue una palma real como símbolo de la lozanía y fertilidad de su privilegiado suelo, así como haciendo la exposición de que ha sido el más útil de los árboles a través de la historia de dicho país. Al fondo, en su retaguardia, aparecen dos montañas. Y ligeros celajes enmarcan el paisaje.
A manera de soporte, un haz de varas, asomado por debajo del vértice de la ojiva y aparecido después por la parte superior y central del eje del escudo, aparece un gorro frigio en el que se incrusta una estrella pentagonal. El haz de leñas indica la unión de los cubanos; la estrella, la máxima expresión de libertad.
Y termina la ornamentación del escudo, siempre visto de frente, de izquierda a derecha, con una rama de encina, que representa la paz, y otra de laurel, que representa la victoria ladeando el contorno del mismo.
El escudo, nacido, conjuntamente con la República, como ya hemos dicho, fue ratificado por la Constitución de 1940.
*