Páginas vistas en total

miércoles, 2 de marzo de 2016

Marzo2016/Miscelánea. EL CORRECTO ETIQUETADO DEL VINO.

EL ETIQUETADO DEL VINO
*
Se cuenta que, antiguamente, cuando se iba a comprar vino, el vendedor invitaba al cliente a probarlo a la vez que le ofrecía unas rodajitas de queso. El vino y el queso “no maridan” por esa razón el comprador quedaba despistado y el vendedor le podía colocar un vino en malas condiciones. El desastre se descubría cuando el vino había recorrido, a veces, muchas leguas… A esta técnica se le llamaba “dárselo con queso”.
De la misma manera, hoy se trata de despistar al comprador con técnicas de marketing moderno. Esta botella que presentamos aquí, es un ejemplo. El atractivo etiquetado es el queso pero, todavía más, ya que el producto está herméticamente cerrado y no puede probarse/catarse/tastarse. La información que da la botella es escueta. Se trata de la capacidad de la misma, 75 cl. y del porcentaje/grado alcohólico, el 12,5%. Luego trae reseñada la bodega y los sulfitos. Nada dice de lo fundamental que estamos comprando, del tipo o variedades de uva que se han utilizado. Proceso de elaboración, procedencia de las uvas. Si es vino joven o tratado en barrica, etc., etc.  Conviene pues, que la botella lleve una información más precisa y detallada, pues de esta manera compras a ciega. El que la etiqueta señale que es “un vino de cuento” en nada ayuda, por el contrario despista todavía más.
Por ello es necesario, cada día más, que no nos den con queso, el vino.
*
*
*
*