Páginas vistas en total

miércoles, 20 de enero de 2016

Enero2016/Miscelánea. EL DESPOBLAMIENTO DE NUESTRA PROVINCIA. EL PROBLEMA DEL FALSO DISCURSO ES, QUE TAMBIÉN ES CREIBLE.

Ramón Millán Piquer es, actualmente, presidente de la Diputación Provincial de Teruel.
*
EL FUTURO DE LA PROVINCIA DE TERUEL
*
Seguramente estamos al final de un ciclo, de un larguísimo ciclo en el que hemos visto a nuestros pueblos despoblarse irremisiblemente. Hemos visto, también, repetirse el discurso de forma intermitente. Y, hemos visto a nuestros políticos hacer lo posible por evitar la catástrofe. A estas alturas ya no caben lamentaciones y deberemos enfocar el futuro de otra forma diferente. Un pueblo con catorce (14) o cuarenta (40) personas mayores de setenta y cinco (75) años no tiene futuro… hace tiempo que lo sabemos.
Cuando el cuerpo provincial es ya un cadáver patente, aparecen los buitres carroñeros buscando su comida. Dinero para, o por, o a causa, o por la circunstancia de la despoblación. No hay dinero en el mundo que pueda revertir la situación. El modelo de poblamiento de nuestra provincia, con escasos recurso, mucha altura, falta de agua y comunicaciones, es inviable. Por ello, sólo cabe salvar lo salvable. Se trata de centrarse en las cabeceras de comarca y en aquellos núcleos que todavía tienen viabilidad. La propia capital de la provincia tiene ya síntomas de retroceso y, si esto es así, damos por perdido el resto. Los datos nos los aportan los tres servicios básicos: sanidad, educación y pensiones. Vemos crecer las residencias de la tercera edad, pero no vemos ningún colegio nuevo. La residencia de estudiantes de la Universidad (Campus de Teruel) se renovó, hace pocos años, con menos plazas que su original en 1974. El hospital no arranca y cada revisión que se hace de él se le quita camas. Por ello, los discursos de los políticos se podrían plastificar para leer el mismo año tras año, si acaso, colocando un matiz más angustioso cada vez. No es una broma… Véanse en esta página los dos discursos que hemos colocado cambiando sólo las fechas y el nombre de político. Treinta y cinco (35) años separan al uno del otro y permanece tan actual, tan fresco como el primer día. Seguimos aferrados a la idea de que la agricultura y la ganadería es nuestra esencia y damos nuestra adhesión inquebrantable (antes al caudillo- Estado, ahora al rey-Estado) con la esperanza ciega de que nos salvará. Pero, como dicen crudamente las gentes de nuestros pueblos… “esto no lo salva ni Dios”.  Habrá, si queremos resistir y morir aquí, que refundar la provincia o la “intercomarcal” como ahora se le llama. Nosotros estamos seguros que llamando a la “cosa” con otro nombre, no cambia la naturaleza de la “cosa”. Posiblemente, una de las soluciones que se intuyen sea la de convertir la provincia en un gran parque natural. Es muy probable… es muy probable… 

Ramón Alcalá Pérez nació en 1944 y murió en septiembre de 2015. Era presidente de la Diputación Provincial de Teruel en el año 1981.
*
El libro es un estudio sobre el despoblamiento de la provincia de Teruel.
*****
***
**
*