Páginas vistas en total

viernes, 13 de junio de 2014

Junio2014/Miscelánea. ¡QUÉ VIENE LA TERCERA! O EL JUEGO DEL "TOCO MOCHO"

Ésta es la bandera, republicana y liberal, de Víctor Santos Pruneda Soriano.
*
¡Cuidado!... que viene la “tercera”
(Hay una minoría de españoles empeñada en hundir el barco, pues dicen, que iremos todos mejor en bote de remos.)
Si la primera fue un desastre, la segunda lo fue total y sin paliativos, pues acabó en guerra civil. Los que ostentaron el poder en la parte republicana bajo el látigo y la horca de Iósif Stalin, nos ofrecen, gratis total, volver a las andadas. La tercera república se propone por los ideólogos españoles y turolenses (menudas lumbreras) como la solución a todos nuestros males. No hay que espantarse, siempre se hizo así. Sin embargo, cualquier español medianamente informado debería resistirse a los falsos señuelos y a las soluciones fáciles. Se trata del juego del “toco mocho” donde te enseñan un sobre en el que aparecen todas las virtudes humanas plasmadas en un modelo de estado: LA REPÚBLICA SOCIALISTA. El infeliz Pueblo que pica y se deja engañar, cae en la más triste de las miserias: CUBA, COREA DEL NORTE…. y todos aquellos países que han pasado por la “planchita” de las dictaduras del proletariado.
Voy a diario a tomar café, no al Ateneo Republicano, sino al Expresso (en la calle Soria) que es más instructivo y didáctico, pues tiene dos camareros cubanos y me explican con todo tipo de detalles el por qué tuvieron que dejar “El Paraíso Socialista” y venirse a vivir y a disfrutar de toda la libertad a esta “puta España”.
La primera república española fue cantonal, la segunda socialista y la Iglesia sufrió la mayor persecución desde tiempos de la antigua Roma. Si viene la tercera yo me la pido con dos condiciones: En un ESTADO LIBRE y con unos CIUDADANOS EN LIBERTAD. De nada nos servirá cambiar de modelo de estado para caer en los mismos vicios y pecados que rechazamos.
Se han removido los intestinos republicanos como consecuencia de las últimas elecciones y la abdicación del rey, Juan Carlos I. Se ha realizado una campaña sumamente demagógica en los medios de comunicación que le trasmiten al ciudadano el siguiente mensaje. Como los dos y más importantes partidos políticos y la monarquía española están corruptos (PSOE, PP más Monarquía), cambiemos radicalmente el curso de nuestra historia. La solución está en los partidos de EXTREMA IZQUIERDA (incorruptibles)  y en la REPÚBLICA (arcadia feliz). El que se trague esta píldora va servido.
El poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente”. Llegados aquí, nos preguntamos por qué hay titulares de prensa que dicen: “ESPAÑA PASA A SER EL SEGUNDO PAÍS TRAS SIRIA DONDE MÁS AUMENTA LA PERCEPCIÓN DE LA CORRUPCIÓN”. Por qué en Cuba, China, Rusia, Corea del Norte… Marruecos, etc., etc., etc., etc.,... no hay percepción de que haya corrupción dado que: en España, hasta la familia real se ha llevado a los tribunales a declarar (la infanta Cristina era familia real, ahora ya no). Destacados militantes  socialistas están implicados en grandes escándalos (Magdalena…. Etc.). Si en España se está poniendo coto a años de corrupción y se establecen medidas monetarias para evitarla. Querrá decir que estamos en el buen camino. Puede ser y estoy en ello, que las medidas no sean suficientes y haya que poner más y quitar aforamientos y sanear la vida política y económica. Pero de ahí a proponer que la solución está en un GULAG, esto es, una regeneración mediante la puesta en práctica de las medidas correctoras de los regímenes estalinistas, media un abismo.
A los del Ateneo Republicano les recomiendo (muy humildemente) que realicen un análisis político y comparativo más imparcial y libre. De momento muy mal. Falta fondo y forma. Faltan ideas claras y realismo sociológico (de realistas no tienen nada). Ahora que, si lo que queremos es desatar las más bajas pasiones humanas (como en la segunda: anticlericalismo y corrupción rampante) y comernos la conserva de los ricos… ¡adelante, haya fiesta para todos!
*
Una juventud desorientada. Por la mañana sus líderes sacan a pasear la bandera republicana en el Congreso y por la tarde sus votantes (los más jóvenes) cuelgan en las terrazas, la roja y amarilla, para animar a la Selección Nacional Española de Fútbol.
*
*
*