Páginas vistas en total

lunes, 2 de junio de 2014

Junio2014/Miscelánea. EL CASERÍO DE VILLASPESA

LA GOTA DE LECHE
(Villaspesa)
*
Igual que en un sepulcro me he encerrado
en tu eterno recuerdo, y en él vivo,
la frente entre las manos, pensativo,
evocando las glorias del pasado.
(Francisco Villaespesa)
*
Pocas referencias históricas tiene este núcleo de población que nos hagan conocer mejor su nacimiento,  evolución y, como dice Villaespesa, evocar sus “glorias del pasado”. Nacido aguas abajo de la villa de Teruel ha tenido constante devoción a la Virgen de la Sabina, y esta devoción permanente, ha sido testigo de la antigüedad de este poblado, más que los datos documentados.
En el año 1834 (Javier de Burgos) se constituye Ayuntamiento y  en 1845 se une a Teruel. Así pues, apenas 11 (once) años de independencia. Villaspesa ha vivido siempre unido a Teruel y en la actualidad crece en población gracias a su proximidad a la capital y a ofrecer viviendas a menor costo.
Villaspesa, tras la Guerra Civil (26-39), vivió de su huerta y de su ganado vacuno. Tal es así que se especializó en este tipo de ganadería y aprovisionó a los vecinos de la capital de leche. Pervive en la retina de los turolenses, la imagen de las cantaras metálicas transportadas por sus vecinos (hombres y mujeres) que repartían de puerta en puerta la leche a granel. Algunos pusieron establecimiento de venta en la capital (calle Caracol) y allí permanecieron hasta que los tiempos escamparon y las multinacionales se hicieron con el negocio. No estamos hablando de un tema menor, en la leche, fundamental en la dieta alimentaria de los hombres, también éramos deficitarios en España y la autarquía económica no podía resolver el tema. Por ello en el año 1951 y en el primer gran acuerdo España-EEUU sobre las bases militares que se ceden, España pide a cambio, además de la apertura internacional: LECHE EN POLVO Y QUESO.
Poco a poco España fue desarrollándose y los vecinos de Villaspesa cambiando su actividad, pero siempre mirando a la capital. Esta cercanía a la ciudad de Teruel, sin embargo, acarrea desde antaño una demanda permanente de sus vecinos: LAS COMUNICACIONES.
Se trata de la vía que une Villaspesa con Teruel y viceversa. Con graves deficiencias en su trazado por la acequia que corre paralela a la carretera desde la fábrica de “El Corte Inglés”, hasta la harinera La Milagrosa. Acequia que, según dicen, es propiedad de la harinera (por ser una concesión pasa su funcionamiento) que ya no funciona. Por otra parte, en la subida por la Cuesta de los Gitanos nos encontramos con un puente bajo el ferrocarril muy problemático, por su estrechamiento y su poca altura, un verdadero “cuello de botella”. Con la mejora en las comunicaciones ganamos todos y sería otra alternativa para ir a Javalambre (Cubla, Valacloche, Camarena, Cascante...). 
Finalmente, en el mismo Villaspesa sería necesaria la construcción de una circunvalación, ya que la carretea tiene un estrechamiento importante, como bien se verá en la fotografías que adjuntamos.
Así pues, el futuro de Villaspesa se vislumbra, en todo, ligado al de Teruel capital. Y es uno de los pocos núcleos de población de la provincia que va creciendo. Este año comienza la ampliación de las escuelas: ¡buena señal!
*
*
*
Es necesaria la travesía de circunvalación al pueblo.
*
*
*
*
*
*
*
*