Páginas vistas en total

lunes, 23 de junio de 2014

Junio2014/Miscelánea, LA NOCHE DE SAN JUAN (23 DE JUNIO)

Puesta de sol del día, 23 de junio, tomada desde le viaducto viejo.
*
LA RENOMBRADA NOCHE DE SAN JUAN
Una noche de San Juan, en Paniza, a Francisco Burillo (de estirpe Celta) lo pilló su padre fumando Celtas Cortos, siendo aún un niño. Le metió dos leches y desde entonces sueña, piensa, estudia y rastrea cualquier señal o signo de esta primitiva e importantísima civilización (tan española y tan aragonesa). A mi cuñado José Ramón, gallego y socio del Celta de Vigo, cuando viene por aquí le bajo los humos contándole lo que ha descubierto Burillo y lo que queda por descubrir.
Pero la noche de San Juan es una noche de druidas, de brujas, de pócimas, de aquelarres, de santuarios, de agua de flor y de mañanica fresca. Los cristianos pusieron el santo del agua el día del solsticio de verano. Pocos saben que San Juan, por fundar una secta junto al río Jordán se le llamó NAZORREO, y a sus miembros NAZORREOS o bautizados por inmersión: Jesús, primo de Juan, fue también NAZORREO (que no Nazareno). Los Testigos de Jehová han recuperado el rito… En las sierras de Teruel, San Juan es mucho más, son las Albadas, antiquísimas tradiciones nunca escritas y el inicio de las cosechas (de la siega). 
Con San Juan llega el final del canto de los mayos, se planta un chopo (mayo) en medio de la plaza del pueblo, se ponen las enramadas y se inicia el ciclo de la muerte. A partir de este día el sol "caerá" en el horizonte día a día.
LA IGLESUELA DEL CID
Dice el refranero aragonés: “En junio, la guadaña afilada y la hoz en la mano”, que en aragonés suena así: “En chunio, a dalla esmolada y a falz en o puño.” Y también este otro: “Para San Juan, si tienes cebada, a segar”, lo dicen así en el pirineo: “Pa San Chuan, si tiens ordio, a segar.”
Decimos que en La Iglesuela del Cid, como en todas partes de nuestro territorio celebra la “mañanica de San Juan” lavándose la cara con agua de la fuente, pero además hacen otras dos cosas: comen ajos y queso.
La explicación es fácil: El ajo es para que no les piquen en las manos las escurzones a los segadores (sobre todo a los atadores). Las escurzones son unas víboras pequeñas y venenosas que se colocaban debajo de las gavillas para protegerse del sol. Era fácil que  el atador, al ir a coger la gavilla de trigo asustara al animal y éste, lanzara su veneno.
El queso es un alimento muy nutritivo que prepara el cuerpo para las duras tareas de la siega a mano.
Poco a poco se van perdiendo las viejas tradiciones y las referencias culturales más ancestrales.
*
El sol en esta época se pone a la altura de San Blas.
*
Pervive el mito de la brujería en Jabaloyas.
No olvidar recoger el Hypericum perforatum o hierba de San Juan, para el tratamiento de las depresiones.
*