Páginas vistas en total

jueves, 12 de junio de 2014

Junio2014/Miscelánea. EN EL SUR DE ARAGÓN SIEMPRE SE HA ESCRITO CON LAS NORMAS HOMOLOGADAS DEL ARAGONÉS (Laínez)

 
SEGUIR LA NORMA, PARA NO EQUIVOCARNOS
*
En el Sur de Aragón siempre hemos cultivado nuestra lengua autóctona siguiendo las Normas Gráficas del Aragonés. Unas reglas ortográficas homologadas el  I Congreso celebrado en Huesca y en el que fue presidente de honor Santiago Marraco Solana  a la sazón Presidente de la Diputación General de Aragón. Es más, lo que no tenemos claro es por qué se cambian ahora de forma tan oscura y sin participación de las asociaciones y personas implicadas en el tema. Suena muy mal eso de que sea una sola y exclusiva asociación quien elabore las nuevas normas. Nosotros, mientras no haya tramites democráticos que avancen en el proceso y ése de participación a todos, nos negamos a aceptarlas.
Nuestro mejor escritor del Sur de Aragón, Josep Carles Laínez, también respetó siempre las NORMAS. Aquí dejamos uno de sus preciosos escritos.
*
DE A FIN
*
Si por una parabra ésenos de dezidir-nos a definir oprozeso que, en dibersas prauticas artisiticas o espeutaculars, se produze en ista fin de sieglo (posmodernidá pa belunos, neobarroco pa otros), a eleuzión poderla estar dandalosa entre barios sinonimos, pero no pas en o sentiu que los entrenugarba a toz. A nuesa parabra no serba una atra que yustaposizión.
Yustaposizión por cuanto a multiplizidá de discursos y zitas que bombardían a un creyador son sufiziens como ta bloqueyar o cauz propio, o que en atros tiempos s´ese clamato “bena artistica”. Ta dizirlo más sinteticamén y plana: cuan se leye a Odisea bi ha un aparato de radio sonando en a cambra de o costau.
O creyador (y permita-me-se usar iste conzeuto tan cargato de referencias romanticas) no ye alleno a ra boz incansable de os mass-media. Ista bibenzia y persistencia remane inscrita, y no como conteniu de o que s´ha apropiato, sino como zita, como dato, como aneudota ta segundiar, como discurso ta estar integrato en atro discurso, no de forma piata, sino de maniera superpuesta, dixando en tota ra suya oszena espulleza o material amprato, emerxendo d´istos repuis o Kitsch, o paisache, o ecleutico.
*
No aberba, doncas, millor simbolo ta o creyador contemporanio que o de dotor Frankenstein: feitor de un relato rebibito, que no bibo. Sobre discursos anacronicos o fantasmas de a neo-cualcosa, consecuenzia direuta de a cultura de masas en que abitamos, de a crisis de baluras d´una soziedá, de a fin de a historia de a que atros fablan. Y cosa más posmoderna que a denominación aplicata: posmoderno, neobarroco. Ni nombre propio nos podemos premitir. E ixo que tresbatir o nombre de as cosas ye tresbatir a suya esenzia, ye tresbatir parzelas de a reyalidá cutiana, de a simple apreyensión.
Bi ha, en o fundo, una boluntá de lisser-faire, d´acomodamiento, d´artista ya burgués do ro malditismo, u cualsiquier concaramiento con o social, s´esbaneze. L´aparizión, a lo largo d´istas zagueras decadas de sieglo, de tota una serie de suzedanios de cheners fincatos en epocas determinatas (a nobela negra, a nobela gotica) en o terrén literario; de o remake cinematográfico, de a tornada rezién a o western (chinero acotolato en os 50), chunto a ra presenzia indiscriminata de os reality-shows, nos empenta a o porque sí. Y o más dramatico no ye que nos trobemos baxo iste lurte d´informazión ineszifrable; o más dramatico ye que no bi ha denguna boluntá de renaxedura u, si bi´n ha, se priba u no se quiere beyer asinas. No bi ha superazión, bi ha indefinizión: o “tot bale”, con o cualo la capazidá de cretica disparixe y, por tanto, a posibilidá de eleuzión. E isto se da en cualsiquier manifestazión artistica.
L´arte y os meyos de comunicazión de fin de sieglo asisten a una eclosión de o ya feito, con a salbedá de que aquí no bi ha rebisión, sino copia y, en o pior de os casos, zita direuta, sin de soluzión.
O caos, asinas, ye nueso, dilla de o goze que nos abrá d´amortar.
*
*
Escrito, siempre, con las "Normas".
*