Páginas vistas en total

sábado, 22 de noviembre de 2014

Noviembre2014/Miscelánea. GLORIA IMPERIAL TUROLENSE

NUESTRA MÁS SOBRESALIENTE GLORIA IMPERIAL
*
Hablar de las Glorias Imperiales españolas en determinados ambientes políticos de izquierda, no es de recibo. Seguramente te tacharán de “facha” y te denigrarán verbalmente. Es una reacción pendular de nuestra reciente historia. Franco y el franquismo pretendieron apuntalar su régimen-dictadura acudiendo a las mejores páginas de la Historia de España. Uno de los ejemplos de cuanto decimos está en el libro que encabeza estas líneas, titulado sin ambages: GLORIAS IMPERIALES. Cuando llegó la democracia y la izquierda alcanzó el poder, su política debía ser y de hecho lo fue, una antítesis del franquismo al menos en la parte netamente ideológica y publicitaria (aquí coincidieron con los nacionalismos, otra vez). Con razón o sin razón, con lógica o sin ella, así se hizo. De la misma manera sucede con Gibraltar y el posicionamiento instantáneo de la izquierda en caso de conflicto entre Estados. Y eso, porque Gibraltar fue pieza clave en los años de aislamiento económico (1945-1951) del Régimen, por parte del Reino Unido (La Pérfida Albión). Lo mismo sucede con el cine. En general, en las películas americanas siempre se acaba con la victoria de “los federales” a golpe de casco de caballo y toque de corneta. Sin embargo, que difícil es encontrar victorias del ejercito español, es más, se acentúa el ridículo y la burla. Hay una película (humorística, pero deja poso) que trata del Oro de Moscú. El espectador no avisado sale con la percepción que ese oro se lo quedó Franco… y todos tan contentos y felices.
Vicente Bielza de Ory prologa la Agenda de Aragón 1999. Una agenda que da una visión de Aragón a través de la Seo de San Salvador de Zaragoza. El tema que traemos aquí hoy, es la figura del emperador Carlos I y la Seo zaragozana. Carlos fue rey de Aragón entre 1516 y 1556. Juró los Fueros de Aragón en 1518. Durante su reinado pasaron muchas cosas que no son objeto de este comentario, pero para los turolenses, que vemos hoy día como se destroza nuestra ciudad urbanísticamente, tiene especial significado una obra realizada durante su reinado. Se trata de la traída de aguas de la Peña el Macho y la construcción del singular acueducto, por parte del ingeniero Pierres Vedel. Esta obra se realizó entre los años 1537 y 1558. Constituye, según dicen los entendidos, una de las piezas más sobresalientes de la arquitectura civil de la época imperial y una destacadísima obra del arte renacentista. Presumir de esta OBRA IMPERIAL y pedir que se restaure en todo su trayecto, no nos parece que sea de “fachas” y, si lo es, nos la trae al pairo. Estamos cansados de tantos mojigatos-culturetas.
*

*
Vicente Bielza de Ory escribe el prólogo de la Agenda de Aragón 1999. Fue Consejero del Gobierno de Aragón con Santiago Lanzuela (PP).
*