Páginas vistas en total

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Noviembre2014/Miscelánea EDIFICIOS SINGULARES DE CALAMOCHA

Ahora, lo que antes eran femeras de entrada a las casas se han convertido en hermosos jardines, fueron, los arreñales primero, y los corrales después.
*
LA CASA EN LA PROVINCIA
La casa es nuestra segunda piel. El tejado que nos cubre de la lluvia y las nevadas. Las paredes que nos aislan del viento y de las bajas temperaturas. Es el hogar que cocina y prepara los alimentos. La sala grande, las alcobas y las estancias nobles. La casa es también, la cambra en las que guardan el trigo, el pernil, las güeñas, chorizos, longanizas y los blancos de la matacía. La teñada para el pienso seco. La cuadra donde tenemos los abríos, la corte donde habita el cerdo, los conejares y el gallinero. Pero la casa no acababa  ahí, tenía sus anejos. Hablamos de los ARREÑALES. Son estos, espacios contiguos a la casa donde se depositaban las pocas basuras que se producían, pero sí y en abundancia: los fiemos o ciemos de las cuadras, cortes, gallineros y conejares. Durante una época los arreñales, si no había presión humana, permanecieron abiertos y sólo se vallaban en caso de necesidad o para prevenir a los animales de las alimañas. Así se señala en el Diario Turolense de Gaspar Sánchez. Con el tiempo los arreñales se cerraron y la palabra entró en desuso, pues el espacio pasó a llamarse corral. Se conserva la palabra en documentos antiguos, en la Lengua Churra y en algunos lugares apartados. Por ejemplo, en Teruel tenemos los “Arreñales del Portillo” y en Sarrión también aparece el topónimo. Más allá de la casa estaban las eras y los pajares. También, vital para la casa era el “cerrao” (cerrao de los Rivera, del Ingenio), un espacio agrícola con una tapia de piedra seca para el cultivo de las hortalizas necesarias  del hogar. Todo esto, más las tierras de labor, más los ganados, más una cabeza visible que gobernaba este complejo económico-social y representaba a la FAMILIA (cabeza de familia), constituía en Aragón LA CASA. Es la institución más firme y duradera de cuantas hemos tenido en Aragón y, resiste, los embates constantes de las nuevas corrientes ideológicas o modas circunstanciales. Cuando yo constituí CASA en el año 1978 la progresía de la época cuestionaba el matrimonio y cuestionaba mi firmeza ideológica, sin embargo, ahora, hasta los homosexuales reclaman SU DERECHO a casarse. ¿Quién ha sido más progre?
De la CASA (edificio) va el reportaje de hoy. Se tarta de Calamocha, una villa que a mediados del siglo XIX tenía 330 casas y 1.400 habitantes. Una villa que conserva el Partido Judicial y se ha labrado, por méritos propios, un destacado papel en el concierto provincial. Hoy día Calamocha, junto a Alcañiz y Teruel,  es uno de los tres pies que hacen “andar” a la provincia. Las casas que mostramos son las más señaladas y también acompañan aquellas industrias que le dieron riqueza y pujanza. Actualmente, en Calamocha, se han construido grandes y suntuosas viviendas particulares que aquí llaman los del terruño CHALETONES. Imaginamos que lo mismo dirían en los siglos pasados los vecinos y criados, al ver levantarse las casas de los Tejada, los Rivera o de los Angulos.
*
Ayuntamiento a la derecha de la imagen.
***************************
*********
**
********************************
**************
*****
*
**************************
************
**
*
*
***************************
*******
**
LAVADERO DE LANA DE CALAMOCHA
*
*
***********************
************
***
FABRICA DE MANTAS DE CALAMOCHA
*
*
***********************************
***************
******
FABRICA DE LUZ DE CALAMOCHA
*
******************************
***************
******
*
*
************************************
********************
********
CASINO DE CALAMOCHA
*
***********************************************************
*********
CASA PALACIO EN LA PLAZA DEL PEIRÓN
*
***************************
***********
****
CASA DE LOS TEJADA
*
*
*******************************
*****************
******
CASA DE LOS ANGULO
*
*
*******************
************
***
CASA MODERNA DE LOS JAIME
Detalle aragonesista.
*****