Páginas vistas en total

viernes, 14 de junio de 2013

Junio2013/Miscelánea.EL COLECTIVO SOLLAVIENTOS HABLA CON "LAPOLLA"

Mapa lingüístico de Aragón elaborado por el "Colectivo Sollavientos"
*
HABLAN CON  "LAPOLLA"
La política es como las dos orillas de un río, de un Ebro. Por el medio va la corriente y cada orilla quiere llevarse el agua a su molino. Para moler es necesaria el agua y, para coger el agua, se  necesita a menudo hacer uso de la trampa y del engaño. Para que se vea que los unos son honestos y los otros no, se usan multitud de “anzuelos”: unos son socialistas y solidarios, amigos de los pobres, otros, por el contrario fascistas especuladores y capitalistas. En España tenemos varias autonomías con mucho poder, en ellas puede verse el gobierno de ambas orillas. Madrid a una orilla del río (por ejemplo) y Andalucía a otra orilla del río. En Madrid se ha dado el caso de Bankia y las “Preferentes”, bueno pues, el que fuera presidente de Bankia está en la cárcel. El mayor fraude económico realizado en España (dicen algunos expertos que el mayor de toda la historia) son los “ERES”, propiciados por el Gobierno de Andalucía. Toda la estrategia actual consiste en decir que el presidente Griñán no lo sabía. Es una vieja táctica ya muy manida: Ni Griñán sabía nada, ni Felipe (Presidente del Gobierno Español) sabía lo de la guerra sucia contra ETA,  ni Carrillo (siendo jefe de la policía de seguridad de Madrid) sabía nada de los fusilamientos de Paracuellos de Jarama (nada, la menudencia de unos millares de fusilados). También es verdad, que esta misma complacencia con que se miran lo errores propios se abandonan al mirar con lupa los ajenos: Franco “fusilaba a 7 españoles por minuto” dice el botánico Maldonado. Sorprende tanta precisión en un lado y tanta oscuridad en el otro. En los pozos de Caudé (en realidad Concud) hay exactamente 1005 fusilados. ¿Cómo un cálculo tan exacto si la cosa se hizo con nocturnidad y alevosía? Pues todo porque un pastor de Concud (aquí si es cierto el topónimo) contaba los disparos que oía en la noche o en la madrugada. Y fusilamientos hubo, pues me cuentan la historia de un capitán (republicano) en Libros (ribera del Turia) que mató y arrastró con machos el cuerpo de una joven que no quiso consentir a sus deseos sexuales. Vinieron sus hermanos del Frente Nacional y lo fusilaron en los Pozos de Caudé (Concud). Historias truculentas...
Los partidos, básicamente de izquierda, tienen montada una estrategia paralela con emisoras de radio y ONGES. Las emisoras de radio son esas que emiten música continua y sólo muy de vez en cuando algún informativo minúsculo. Son emisora “dormidas” de las que ya se vio que cumplían su papel con ocasión de los atentados del 11M.  Recuerdo que el tristemente fallecido y amigo Ángel Torres Escriche me dijo con ocasión del 11M: “Chusé, ahora ganamos las elecciones pues mi mujer va a ir a votar.” Estas emisoras tiene la misión de activar al electorado "dormido" en circunstancias excepcionales. Producido  el atentado empezaron a emitir informativos de forma permanente y a estresar a los oyentes. Estos, los oyentes musicales, que quieren volver a la calma votan en la dirección que les señala el mensajero. Después de esto, también desde la otra orilla del río se han montado emisoras musicales. Una orilla se entera más tarde que la otra.
ONGES y Colectivos Ecologistas son muy del gusto de la izquierda o de la extrema izquierda. En este caso, el Colectivo Sollavientos, que nos enruna a diario con sus artículos en defensa de la naturaleza y sólo en su defensa. Llegado el caso hacen como las emisoras musicales y se convierten en expertos políticos y filólogos. Véase el caso de la aprobación de la Ley de Lenguas de Aragón y la manera de convertirse, de la noche a la mañana, en expertos lingüistas aunque, la verdad sea dicha, algún “deslenguado” sí que hay en el colectivo. ¡Cómo se hace mofa y burla de una Ley de Lenguas hecha por el Gobierno de Aragón! Dice un amigo que ha explorado lingüísticamente todo Aragón que en el Matarraña se dice Tergüel y no Terol. Entregar nuestro patrimonio lingüístico a los catalanes es más progre, al parecer. Ya va siendo hora que se marque la línea divisoria con aquellos que nos quieren abandonar: son ellos los que se segregan y los que no nos devuelven el patrimonio. Nosotros hemos padecido amargamente su vecindad (milicias anarcosindicalistas en la Guerra Civil 36-39) y sus ambiciones territoriales y patrimoniales.
Conviene, pues, estar atentos a los pepitos grillos y  a los cantos de sirena.
*
PINCHAD EN ESTA DIRECCIÓN DE SU BLOG:

*
En la ermita de Sollavientos.
*