Páginas vistas en total

jueves, 23 de abril de 2015

Abril2015/Miscelánea. ROMERÍA AL CERRO DEL CALVARIO EN CELLA (SE REPARTE GRATIS: PAN, SARDINAS Y VINO)

Una fila interminable de vehículos se dirige al Calvario de Cella. Primero tomarán su correspondiente ración de: sardinas, pan y vino.
****
**
 CALVARIO 2015 EN CELLA
*
Se ha disparado la primavera y con ella el inicio de una época en la que hasta el más recalcitrante urbanita torna los ojos a una naturaleza que, con su explosión de color y vitalidad, reclama su protagonismo en el concierto de la estaciones del año. La romería de Cella es, si no la primera, una de las primeras de la provincia. Se adelanta en unos días a los Mayos y a su vecina localidad de Alba del Campo con sus fiestas patronales. Las romerías son una fiesta de los placeres en la naturaleza, por ello, hay dos elementos esenciales que nunca pueden faltar: la comida, la bebida, el baile y la exaltación de la naturaleza mediante la bendición. Otra cuestión distinta, son las rogativas que se hacían con ocasión de la pertinaz sequía y que, lógicamente, no tienen fecha fija. Se harán tantas rogativas como periodos de sequía se produzcan.
La cultura/religión precristiana estaba íntimamente ligada con la madre naturaleza. Se maravillaban al introducir un grano en la tierra y germinar. De la misma manera sucedía al ver que los animales del entorno iniciaban su ciclo reproductivo en primavera. Los druidas señalaban pues los tiempos y los lugares propicios. Señalaban los lugares fértiles y los zahoríes (aún hoy día perdura la costumbre) eran llamados para buscar fuentes de agua (fuentes de vida). El hombre que domina el medio y lo transforma eligió la monogamia como método de selección de la especie. Así nacen los lugares propicios para superar la infertilidad de las hembras yermas y, también, de los hombres. La romería tenía esta función de válvula de escape frente a la monogamia. García Lorca tiene escrita una obra de teatro sobre el tema. Luego la religión católica puso una ermita (en nuestro caso de Cella se trata del Calvario, pero con igual significado), celebró la misa y bendijo los términos.
Nos cuenta el profesor Iranzo la evolución de la fiesta en sus aspectos sustancialmente rituales. Ir en carro, o ir en coche, no tiene gran trascendencia. El no hacer procesión es una consecuencia, una evolución... si se quiere, de una práctica ritual que pasa de tener fuertes lazos religiosos a ser, casi en su totalidad, profana. Hoy día, la romería es un divertido/entretenido día de campo que se justifica en la tendencia a valorar cada vez con más vehemencia lo natural, mientras, todos o casi todos, quieren vivir en entorno urbano.
Conviene señalar y estudiar la evolución de las romerías, muy abundantes en la provincia y con un sustrato común en todas ellas. Aunque, hoy día, estén ya superados problemas que acarreaba la monogamia.
*
Remolque para repartir el pan.
*
Reparto de sardinas.
*
Reparto de vino.
*
LA MISA EN EL CALVARIO
Junto al calvario se sitúa un impresionante tenderete de todo tipo de baratijas.
*
El sacerdote comienza la misa.
*
Un nutrido grupo de peregrinos asiste a la misa mientras que los ausentes, preparan toldos y encienden hogueras para la comida.
*
*
LOS TENDERETES EN LA EXPLANADA
Tenderetes con baratijas.
*
Tenderetes con baratijas.
*
EL ENCUENTRO DE MIEMBRAS Y MIEMBROS
Tres antiguas miembras del servicio de Rx. del Obispo Planco.
*
Las mismas miembras.
*
Miembros.
*
LA COMIDA EN EL CAMPO
*
*
*
*
*
*
LA FIESTA Y LOS DISFRACES
*
*
CIERRE DEL DÍA  FESTIVO
Los romeros vuelven a Cella
*****
****
**
*
PRÓXIMA ROMERÍA:
ROMERÍA DE SAN MARCOS EN MONTORO.
SE VA EN ROMERÍA A LA ERMITA DE SAN PEDRO DE LA ROQUETA.
ACUDEN LOS PUEBLOS DE: VILLARLUENGO, PITARQUE Y MONTORO DE EMZQUITA.
Actualmente, la peregrinación se realiza el sábado siguiente al día 25 de abril (San Marcos), saliendo en romería desde Villarluengo y Montoro de Mezquita. El viernes, en Villarluengo, se realiza la subasta de la bandera, la cruz y los tres báculos, por los que pagan todos aquellos que quieran portarlos a lo largo de la romería. El orden procesional siempre es el mismo: la bandera, los cofrades entrantes, la cruz, el prior, un grupo de hombres y el primer báculo, otro grupo de hombres y el segundo báculo y, a unos 20 m, el báculo de las mujeres pues van todas con él. Poco antes de llegar a la Ermita, las procesiones de Villarluengo y Montoro se unen, se besan las banderas de ambos pueblos para pasar a celebrar la misa en honor de los primeros peregrinos. Después, es tradición el obsequiar a los asistentes con un plato de judías con arroz, vino, café y copa. A primera hora de la tarde se reza un responso en el comedor de los cofrades, tras el que se inicia el regreso. Los romeros de Villarluengo pararán para merendar, continuando hasta la ermita de San Bartolomé, próxima al pueblo. Allí, se espera a que anochezca y se recorrerá el último tramo portando velas y rezando el rosario. La romería llegará finalmente al cementerio viejo, donde rodeando la cruz del último peregrino, se rezará el último responso. En la Iglesia se realizará el acto de despedida y el Prior pasará a ofrecer vino en su casa.(Tomado de Internet)
*