Páginas vistas en total

lunes, 20 de abril de 2015

Abril2015/Miscelánea IN MEMORIAM DE RUFINO ESCUDER ZAERA (MAESTRO, NATURAL DE ORRIOS Y MUERTO EN GRANOLLERS)

A RUFINO ESCUDER ZAERA
(In memoriam)
*
El Orrios nació, en Orrios vive
y en la dulce complacencia de esta vega
regada por el agua del Alfambra:
tu sereno recuerdo, ¡aquí pervive!
*
Bajo el peirón en que jugó de niño
esta tarde paseando, de improviso,
hemos visto florecer narcisos amarillos
y en cada flor, sus ojos de chiquillo.
*
Como una golondrina migratoria
marchó a la busca de mejores ecos:
del trinar de pájaros más dulces,
de conceptos más puros y más éticos.
*
Era febrero y Granollers lanzó un gemido:
nadie supo por qué, nadie lo dijo.
Murió una sola nota, un verso suelto,
un poeta veraz  sin pluma y sin contento.
*
En estas tierras feraces del Alfambra,
a retaguardia del ejercito enemigo,
vino Miguel Hernández* en palabra
a regar con su voz los verdes trigos.
*
Por la fecunda costura de su boca,
como un Miguel Hernández redivivo,
dijo Rufino su VERDAD, bebió su VINO
y murió en la soledad y en el olvido.

*
Hoy, tienes el recuerdo de este amigo.
Hoy, tienes tus palabras en mi boca.
Tienes, mi desolado corazón en rebeldía
y mi voz... tienes dispuesta, a toda costa.
*
* En la pasada Guerra Civil y más concretamente durante la Batalla de Teruel, el poeta Miguel Hernández estuvo en Orrios excitando con sus versos a las tropas republicanas.
*
Bajo el peirón de Orrios, esta primavera, han florecido de nuevo los narcisos.
*
Aquí, la primavera que  siempre vio Rufino.
*