Páginas vistas en total

martes, 21 de abril de 2015

Abril2015/Miscelánea. EL REY DE LA CORTE, NUESTRO GORRINICO.

*
Cuentan que, antaño melonar, los vecinos del barrio turolense de San Julián criaban un puerco suelto por las calles para luego, ya engordado, rifarlo para las fiestas de San Antón que se celebran para  el 17 de enero. El animalico comía desperdicios y, también, comida que le arrimaban los vecinos. Luego, por las noches, la familia que lo encontraba más próximo a su casa lo metía en el corral o en una corte si se hallaba vacía para pasar la noche. Hay quien asegura que el uso de la palabra CORTE para señalar la zolle, pocilga, gorrinera, choza, cabaña… y un sinfín de sinónimos más es originara de este barrio turolense. Pero si nos hemos de atener a las diziendas de los saputos que, seguramente y con razón, superan estos localismos patrioteros, podríamos  decir que la palabrica está extendida por buena parte de la provincia de Teruel si exceptuamos  el bajo Aragón y el Matarraña. Así, Rafael Andolz dice en su “diccionario” que ha encontrado este sustantivo femenino (muy importante el género) en Albarracín, Gúdar, Mora de Rubielos, Rubielos de Mora y Sarrión. Migalánchel Martín me dice que es de uso común en Pancrudo. Yo mismo he “sentido” esta palabra en todo el valle del Alfambra, desde Teruel y Tortajada, hasta Gúdar. También, hay quien la ha encontrado en la provincia limítrofe de Cuenca (Castilla la Mancha).
Si el sustantivo fuera masculino “el corte” indicaría que el animal viviría en el espacio resultante de partir la superficie del corral. Por el contrario, es sustantivo femenino e indica lugar preeminente (sublime, superior, honorífico, que está más elevado) donde habita o tiene sede persona principal.
No es de extrañar esta posición del cerdo en nuestra cultura tradicional (el rey de la casa), pues era la base del sustento de la familia. Nosotros al coronar al cerdo, le damos esta interpretación, propia de nuestra zona cultural y en nada queremos significar otras cuestiones que no vienen al caso. Ni tampoco, por supuesto queremos molestar a nadie. Solamente pues, en Teruel, podemos coronar al cerdo y luego comérnoslo.

¡Buen provecho!
****
Tres días hay en el año
que relucen más que le sol:
matapuerco, punchacuba
y el día del conservón
**
*