Páginas vistas en total

sábado, 18 de abril de 2015

Abril2015/Miscelánea. ERMITA DEL SANTÍSIMO CRISTO DEL HUMILLADERO EN ENCINACORBA

LA ERMITA DEL SANTÍSIMO CRISTO DEL HUMILLADERO
(Situada en el viejo Camino Real de Teruel a Zaragoza)
*
Un convoy ferroviario de la General Motors cargado con 180 vehículos del nuevo Corsa circuló ayer, día 17 de abril de 2015, por la línea férrea de Teruel con destino al puerto de Valencia.
*
Del primitivo templo apenas queda nada, si acaso el retablo y el atrio cubierto. Es una ermita nueva pero situada en un lugar estratégico. Llegando a ella desde la villa de Encinacorba dos caminos salen divergentes. El de la derecha (con suelo de tierra) se conoce como Camino Real. El de la izquierda (asfaltado) también fue Camino Real pero ahora se le conoce con el nombre de carretera de Cariñena. En origen la carretera fue una obra celtíbero romana conocida como Vía Romana Cesaraugusta Laminium. Tal vía atravesaba el Puerto del Alto de San Martín y comunicaba el Campo Romanos con el Campo de Cariñena. En Encinacorba se ha encontrado un miliario que atestigua la existencia de esta obra. Esta Vía Romana pasó con el tiempo a llamarse Camino Real y tuvo al menos dos derivaciones o atajos desde la bajada del Puerto hasta esta ermita. Uno de los primeros alcorces o atajos dio lugar al Portal de la Fuente ahora llamado de Santa Cruz (en Encinacorba). La segunda transformación que sufrió el Camino Real lo llevó hasta esta ermita por un camino, semejante y también de tierra, al que se ve ahora en la imagen.
A principios del siglo XX el viajero que hacia la ruta de Teruel a Zaragoza llegaba a este punto por el camino de tierra conocido como Camino Real. Luego giraba a la derecha y sin entrar en la villa seguía camino hacia Cariñena.
Con ocasión de la construcción de ramal ferroviario Caminreal-Zaragoza se optó por una solución salomónica. Paniza tendría carretera y Encinacorba ferrocarril. Encinacorba entonces ganaba y Paniza perdía. Pero a partir aproximadamente del año 1918 y subsiguientes, la carretera dejó de pasar por Encinacorba y pasaron al imaginario colectivo los dos puertos de carretera conocidos como de La Huerva y de Paniza. En el puerto de Paniza abrieron los Marín (Bodegas Ignacio Marín) de Encinacorba un restaurante de carretera llamado “El Balcón” y aunque la carretera pasa por término de Paniza, este restaurante queda en término municipal de Encinacorba, en concreto, en el Monte de la Prisca, propiedad de una señora que se llamaba doña Blanca y a la que los paniceros acusan de la división salomónica de los dos medios de comunicación y transporte: la carretera (para Paniza) y el ferrocarril (mejor ganancia, para Encinacorba).
En la actualidad el ferrocarril atraviesa por el puerto del Alto de San Martín y de construirse o desviarse el actual trazado, éste, deberá pasar inexcusablemente muy próximo al puerto actual.
Mucha gente me pregunta ¿dónde está Encinacorba? La verdad es que la historia de esta villa ha estado ligada a los medios de transporte terrestre por tener en su término el Puerto del Alto de San Martín. Alfonso II el Casto dio la villa a los Templarios para tener protegido el puerto, único entre Teruel y Zaragoza. Los Azagra, que iban de Azagra a Albarracín, tienen en la villa una casa renacentista muy buena. Luego con ocasión de la construcción del ferrocarril, primera mitad del siglo XX, Encinacorba se beneficia del asentamiento de un número importante de obreros. Muchos apellidos vascos (Arregui, Eizaguerri, Lacunza…) que perduran en la villa, proceden de esta época. En Encinacorba, al menos, también hay ocho apellidos vascos.
*
*
*
*
*
La procesión vuelve al pueblo desde la ermita del humilladero.
*