Páginas vistas en total

lunes, 16 de mayo de 2016

Mayo2016/Miscelánea. TRES FOTOGRAFÍAS DE LOS ARCOS Y, CÓMO ESTÁ EL PATIO TRASERO DE NUESTRA CASA

Año 1867
*******
EL ACUEDUCTO-VIADUCTO
 DE “LOS ARCOS”
*
Distinguir lo que es principal de lo que es secundario es esencial a la hora de administrar nuestros escasos recursos. De eso tratamos en esta ocasión aquí, es decir, de la traída de aguas de la Peña el macho hasta la ciudad de Teruel y de cómo conservar el conjunto del trazado.
La obra tuvo como finalidad el aprovisionar de agua a la ciudad de Teruel y, así, evitar la penosa tarea de bajar todos los días hasta el río Turia para satisfacer las necesidades particulares y, también, “la zofra” con la que mantener los aljibes llenos.
“Los Arcos” no se hicieron para ser admirados o para ser atracción turística. “Los Arcos” se hicieron con el fin de salvar el barranco que baja de Ollerías y poner el agua a la altura de la torre de la muralla, torre que ahora se llama: “del agua”.
El acueducto de “Los Arcos”, una vez que entró en desuso y que la ciudad se aprovisionó de otras fuentes de agua, fue abandonado a su suerte. Con el tiempo se valoró como obra de ingeniería y como obra arquitectónica, dándosele la figura protectora de BIC (Bien de Interés Cultura), la máxima catalogación que Aragón puede dar a un monumento en su ámbito de competencias.
Esta obra de Pierres Vedel, como todo el mundo sabe, está protegida desde su origen, en la Peña del Macho, hasta su terminación en la ciudad y, en su defecto, en todos los tramos que se conserven en el interior de la ciudad.
La obra, desde la Peña el Macho hasta los mismos “Arcos” está en completo abandono y solamente se hace hincapié y sale publicado en los medios de comunicación aquellas actuaciones referidas exclusivamente a los mencionados “Arcos”.
El “Arquillo”, la fuentes del “Calvario”, la “Mina de la Caguera”, la “Fontana” y siguiendo hacia adelante todos los puentes y minas que se encuentran hasta el nacimiento, están en el más absoluto abandono. Tema que ya lo denunció en su día Ángel Torres Escriche, pero al que tampoco se le hizo ningún caso.
A este nodo de actuar se le llama “política de escaparate”. Se arregla aquello que se ve, aquello que da apariencia, pero el resto se olvida o se oculta. “Los Arcos” son muy bonitos, pero separados del conjunto representan un absurdo, una contradicción, carecen de sentido.
“Los Arcos” son una obra de ingeniería de incalculable valor histórico y cultural. Abandonarlos a su suerte significa ponerse a la altura del analfabeto y del inculto y ser señalado por el dedo de la historia con el calificativo más duro.
Por todo ello pedimos a las autoridades competentes la restauración de todo el trazado desde La Peña el Macho, hasta los mismos “Arcos”.
Es de  justicia.
Para ver todo el trazado y su situación actual:
Pinchad aquí:
*
Ataque de las tropas Carlistas a la ciudad por la zona de los "Arcos en el año 1874
*
Dibujo de Novella, Batalla de Teruel.
*
*
OTRAS FOTOGRAFÍAS HISTÓRICAS
*