Páginas vistas en total

domingo, 18 de enero de 2015

Enero2015/Miscelánea. XX EDICIÓN DEL MEMORIAL JERÓNIMO SORIANO DE PEDIATRÍA Y V EDICIÓN EN ENFERMERÍA PEDIÁTRICA.

VALERO (Padre) - LABAY  Y  VALLE
*
La ciencia resuelve gran parte de nuestros problemas y, también, numerosas enfermedades. El camino de la ciencia es lento pero seguro, se basa en la experimentación y sus hallazgos o conquistas deben permanecer válidos y constantes a lo largo del tiempo. Como todo, la ciencia es susceptible de cambios, pero la ciencia se empeña en su condición de inefable. Está opción es beneficiosa para el hombre y con ello puede acudir a pedir “consuelo”  a dos fuentes diferentes: a la ciencia o a la fe.
La experiencia así lo dice. Mi madre tuvo siete hijos. El último tuvo serios problemas de alimentación. Le daba el pecho y no engordaba. Fueron a la “curandera”; ésta, que mezclaba  su “arte” con la hechicería, nada más ver al niño recomendó le dieran una serie de brebajes y, también,  colocar objetos (amuletos) en diferentes partes del cuerpo del niño y en la cuna, además, le recomendó del rezo de letanías. Al salir de la “curandera”, mi hermana segunda que ya estudiaba en el Ibáñez Martín, la llevó al Doctor Valero que tenía una clínica pediátrica en la calle Yagüe de Salas. El Doctor Valero le aplicó el método científico o si se quiere lógico. Pesó al niño, luego lo puso a mamar con su madre y, finalmente, lo volvió a pesar. Resultado cierto: la madre no tenía suficiente leche. Le dijo que debería ayudarle en la alimentación con otro tipo de leche. Eran corrientes luego, algunos niños que tenían dos madres, una natural y la otra llamada: “madre de leche”. Mi hermano se crío con leche condensada (La Lechera) y empezó a engordar que daba gusto. Lo más importante es que sobrevivió.
A los pediatras les tengo gran afecto, porque cuidan de los niños y, también ahora, que cuidan de mis nietos. Pero si el caso es de doctores como, Miguel Labay o Francisco Valle, mi afecto pasa a ser admiración. No sólo realizan o han realizado su trabajo con acreditada solvencia sino que han procurado adelantar la ciencia mediante la investigación y la divulgación. Una asignatura que debería ser obligatoria en todas las carreras es, la “Historia de la Ciencia”. Ellos también lo han hecho así, para empezar bien, hay que estudiar lo que han hecho nuestros predecesores. Dudas, aciertos y errores, esta es la disyuntiva de la ciencia. Por todo ello y porque ellos saben el aprecio que les tengo pongo en mi blog su convocatoria que, sin la menor duda, tendrá gran éxito en Teruel y allende nuestras fronteras. Algo (pediatría) de lo que podemos presumir los turolenses. Yo, personalmente, ya los tengo puestos en mi galería de turolense ilustres.
*
****
**
*
*
*
*
METODO Y ORDEN
DE CURAR LAS ENFERME-
DADES DE LOS NIÑOS:
COMPUESTO POR EL DOCTOR
Hieronimo Soriano Médico de la ciudad de
Teruel del Reyno de Aragón
DIRIGIDO AL MUY ILLUSTRE
Señor Gaspar Pedro Caballero Nobilísimo
habitante de dicha ciudad
*
Con licencia y Privilegio
EN ZARAGOZA , Por Ángel Tovano
Año M. D C. 
*