Páginas vistas en total

sábado, 10 de enero de 2015

Enero2015/Miscelánea. EL MOLINO VIEJO DE BURBÁGUENA (JILOCA)

PARADA Y FONDA
El pan es el alimento básico de los pueblos. Con pan y vino se hace camino. Son pues, innumerables los refranes, dichos y sentencias sobre el pan. Para que haya pan es necesario el molino. Varios autores señalan y entre ellos Rubén Sáez que el acueducto romano de Albarracín-Cella tenía como misión crear la energía potencial necesaria para moler el trigo. Pasado Monreal del Campo el Jiloca era avenado para sacarle todo su jugo: batanes, molinos, lavaderos, molinos de luz, fábricas de mantas, trapos, bayetas, riego, agua para las máquinas de vapor…. Hubo una época en que el Jiloca se puso estupendo con un movimiento económico importante (el Ferrocarril Central de Aragón) como así lo demuestran las enormes casonas-palacio que todavía perviven. Ahora es necesario poner el mantel y calzarse las zapatillas para recorres caminos y veredas. El Jiloca es un hermoso río. El Molino Viejo es un lugar muy bien diseñado y de agradable trato y estancia. Volver de vez en cuando a los piales y a los garbanzos con abadejo es gratificante para el urbanita. Hemos visto mucha gente, merodeando el molino, a calcetín suelto y a pedal calado. Es bueno y que cunda.
*
*
*
*
*
*
*
*