Páginas vistas en total

lunes, 15 de diciembre de 2014

Diciembre2014/Miscelánea. EL HABLA, HISTORIA Y COSTUMBRES DE OSEJA Y TRASOBARES

UN LIBRO BIEN HECHO
*
Oseja y Trasobares son dos municipios de la Comarca del Aranda y Miguel Ángel Pérez Gil, el autor del trabajo. El libro viene dividido en dos partes y acoge todo cuanto de interesante puede encontrar el viajero en ambas poblaciones. El estudio es, pormenorizado y profundo, bebe en fuentes documentales, en la tradición oral y en la comunicación puntual, personal y directa con un gran número de vecinos de todas las edades y condición.  Tras leerlo y teniendo constancia de la realización de varios encuentros, entre profesionales del ramo, sobre historia local en Aragón, la labor de Miguel Ángel Pérez Gil es, sin duda, un ejemplo de buen hacer pues no se queda sólo en lo documental sino que llega allí donde la historia verdadera debe llegar, que no es otro sitio que la comprensión y recta interpretación de cuanto ha sucedido y sucede en un lugar determinado de nuestro pequeño país. Por ello el libro es multidisciplinar y esto, realizado solamente por  una persona, ya es digno de mérito.
No conozco personalmente a Miguel Ángel, pero leyendo y analizando  al inicio del libro los nombres de las personas con las que se rodea, no me cabe la menor duda, de su calidad humana. Estaría aventurando esta afirmación, alegremente, si no conociera bien a Migalánchel Martín Pardos con quien forma un equipo de trabajo conocido como los ZERRIGÜELTAIRES. ¡Cuidado! Si se los encuentran en algún lugar inédito de nuestra tierra, cédanles el paso. Ellos, alufran, uloran, rechiran, otean, furgan, escarban, esporgan, escorquitan y, finamente escardan, entre los más inéditos datos y recuerdos de cada una de las poblaciones de Aragón. Su trabajo supera al de cualquier equipo de investigadores con mucho presupuesto y publicidad televisiva al canto. Pueden comprobarlo entrando en Internet y tecleando: ZERRIGÜELTAIRES, no hay otros (son únicos).
Bien, pues con este libro, Miguel Ángel se consagra como uno de los mejores y más destacados expertos en el conocimiento de nuestro mundo rural, tan en declive. Quizás sea una tarea que no apasione a muchos investigadores, que se aprestan rápido a otros temas con más atractivo social, pero ellos no lo hace por moda, ni por prestigio, ni por salir en la tele… lo hacen única y exclusivamente por AMOR A SU TIERRA. Con ello está dicho todo y, también, con el parabién de Miguel Caballú Albiac al escribir tan sabroso prólogo.
Desde Miscelánea les damos la enhorabuena  y los tenemos siempre presentes, como un referente a imitar.
*
*
Migalánchel Martín a la izquierda. Pérez, el autor del libro, a la derecha.
*
*
Al fondo, Pancrudo.
*
Pérez y Martín cuentan sus andanzas por el Aragón de sus amores.
*