Páginas vistas en total

lunes, 15 de diciembre de 2014

Diciembre2014/Miscelánea. BIBLIOTECA BÁSICA DE ESTUDIOS SOBRE EL SOCIALISMO (CUARTA PARTE)

LA ENSEÑANZA Y LA INCULCACIÓN IDEOLÓGICA
Una ideología constituye un sistema estructurado de pensamiento que armoniza nuestra conducta y da respuesta a las necesidades vitales del individuo, de tal forma que, éste, puede desarrollar con plenitud, en su seno, toda su trayectoria vital desde la cuna a la tumba. Su praxis engendra, a su vez, una cultura singular que se trasmite de generación en generación. Si la trasmisión de ese peculiar modelo cultural se hace mediante un sistema de signos codificado y reglado, a esa acción, se le llama educativa.
*
Si observamos las grandes ideologías y particularmente la más próxima a nosotros encarnada en la institución de la Iglesia Católica, observaremos inmediatamente la preocupación por la enseñanza de los principios que la nutren. En una sociedad que durante casi 2.000 años ha sido mayoritariamente analfabeta, la institución eclesial se las ha tenido que ingeniar para llevar a la gente su credo y mantener el estatus de dominio sobre la población que regentaba. Lo primero que se institucionalizó fue una premisa, no objetiva, pero si incontestable a través de la fe: LA VERDAD. La Verdad absoluta no es otra cosa que la afirmación tajante de la existencia de Dios. En segundo lugar se estableció, también de forma irrefutable, que la doctrina, los textos sagrados eran PALABRA DE DIOS. Esta expresión (“palabra de Dios”) puede leerse todavía en los atriles de las iglesias donde se hacen las lecturas sagradas. El instrumento de transmisión oral era el ambón, púlpito o predicadera. Desde este púlpito el presbítero hablaba de lo divino y de lo humano, de la fe, de la moral, de las costumbres y de la forma de conducirse el hombre (epiceno) tanto en público como en privado. Para los niños recién nacidos el “programa” se iniciaba desde el mismo momento del bautizo, en muchos casos el mismo día de su alumbramiento y se la abría un libro de la vida del cristiano. El aprendizaje del catecismo, el cumplimiento de los sacramentos, etc., marcaban férreamente la nueva senda en el camino hacia Dios. La enseñanza continuaba durante toda la vida del cristiano a través de ritos, pero también de pinturas, dibujos, estampas y esculturas. De esta forma, las procesiones de Semana Santa eran y, todavía son, la acción pedagógica de dar vida mediante la dramatización a la Pasión y Muerte de Jesús. Grandes pinturas murales adornaban los templos (Capilla Sistina). La cabecera de los mismos se decoraba con grandes retablos en los que, los mejores pintores de cada época, trabajaban para la más grande institución sobre la tierra, al menos en el occidente europeo. Se implementaba la visión religiosa con la representación en capillas de las vidas de los Santos (y la difusión de su hagiografía y reliquias) pagado todo por particulares a cambio de obtener, aquí, lugar de enterramiento y alcanzar la vida eterna. Como reacción a este privilegio de los ricos, de los poderosos, surge durante los siglos XVII y XVIII un movimiento municipalista (que ni es autogestionario ni soporta reclamaciones salariales) se trata de que el pueblo llano, también él, quiere buscar acomodo en lugar sagrado para alcanzar la vida eterna. Aparecen las ermitas y ligadas a ellas las cofradías. Ser cofrade es un nuevo estatus social. Finalmente, en la última fase que nos ocupa, siglos XIX y XX, la iglesia mantuvo la hegemonía en el sistema educativo español. Con Franco, San José de Calasanz (y el estudiante caído) para la enseñanza primaria y Santo Tomás de Aquino, para el bachillerato eran los patrones del sistema educativo/enseñanza.
La mente menos avispada que se haya detenido a observar la trayectoria de esta gran ideología, que ha mantenido durante más de 2.000 años su poder terrenal, ha podido, sin mucho esfuerzo, sacar una conclusión clara y práctica: la afección a una ideología se logra controlando al individuo mediante su sometimiento a un sistema educativo tutelado y eficaz. Controlando el currículo y controlando la fidelidad de los enseñantes. Cuando una fuerza política española de extrema izquierda anuncia que, llegados al poder, suprimirán todas aquellas escuelas que no sean estatales, es decir, todas aquellas que ellos no controlen ideológicamente, es claro que tenemos aquí a la inquisición, de nuevo, en forma de gobierno comunista. Contra la escuela de “todos para todos”, contra la escuela de la inculcación ideológica y del sometimiento férreo a la "dictadura del prletariado", está la escuela alternativa (pública privada o concertada) que debe ser al menos: PLURAL, LIBRE, DEMOCRÁTICA Y PARTICIPATIVA.
Que nadie nos engañe, para lograr la “felicidad en la tierra” (libertad e igualdad) no hay que someter al individuo a la esclavitud intelectual. ¡Otros dos mil años de sometimiento, NO, por favor!
*
*
F. Ferrer Guardia
******
***
*
Alumnos de Barbiana
******
***
*
Ambrosio J. Pulpillo Ruiz
*******
****
*
B. F. Skinner
******
***

Curro Ferraro
******
****
*
Mikel Orantia
*****
***
*
Pierre Samuel y Claude-Marie Vadrot
******
****
*
Colectivo
*****
***
*
María Ángeles Durán
******
****
*
Manuel Soriano Gil
******
***
*
Errico Malatesta
*****
***
*
Solidarity
******
***
*
Colectivo
*****
***
*
Samir Amin
*****
***
*
Félix López
******
***
*
*****
***
*
Equipo LUR
*****
***
*
Chiara Saraceno
******
***
*

Daniel Mothé
*****
***
*
Andrés Lanson
*****
***
*

Josep-Vicent Marqués
******
***
*
Kautsky
*****
***
*
Mao Tse Tung
******
****
*
LA TORRE DE LA GRULLA AMRILLA
según la melodía Pu Sa Man
(1927)
A través de la tierra corren los anchurosos nueve tributarios,
se ve hasta el infinito prolongada la línea norte-sur,
desvanecidos en el medio de la brumosa lluvia
vigilan en las aguas los montes de la Serpiente y la Tortuga.
¡Hacia dónde ha remontado el vuelo la grulla amarilla?
Ya sólo queda el lugar de descanso para los viajeros.
Con mi copa de vino brindo por el torrente que brota.
¡ La marea de mi corazón es tan alta como sus olas!
******
***
*
KROPOTKIN
*
Diego Abad de Santillán
*****
***
*
*