Páginas vistas en total

domingo, 16 de marzo de 2014

Marzo2014/Miscelánea. LAS SIERRAS DE JAVALAMBRE Y GÚDAR

*
UNA AMISTAD DE SIGLOS
Nada nuevo decimos cuando hablamos de las buenas relaciones entre Teruel y Valencia, desde siempre. Muchos turolenses han mejorado su vida y su trabajo “bajando al reino” y muchos turolenses, hoy, viven gracias al turismo, básicamente de valencianos. Las sierras de Teruel son un pulmón para Valencia y pasar el verano en alguno de nuestros balnearios una tradición que se llevaba en familia. Ahora, la nieve es un poderoso atractivo que alivia y da vida, también, a muchos de nuestros pueblos. Teruel y Valencia han mezclado apellidos y negocios a lo largo de la historia con toda naturalidad.  Por citar una persona muy destacada y significativa de esta unión hablaremos de Vicente Blasco Ibáñez de padres aragoneses, pero valenciano universal.
Los dos libros que presentamos, libros de viajes, son de Luis Gispert Macián. Recorre en sendos libros los dos grandes macizos del sur de la provincia, Javalambre y Gúdar. Ahora las dos áreas están unidas en una sola comarca y forman un todo continuo.  Pero, lo que más llama la atención del autor de ambos libros es el cariño y la profunda emoción que siente al recorrer estas sierras y contarnos sus andanzas. Amor sincero que se manifiesta en la autocita con que evoca su primer viaje ala sierra de Javalambre: “Y en el seno del silencio de cristal que me rodea, la voz de la sierra se escucha clara, retemplando mi avidez montañera.”
Esperamos que esta relación, tan entrañable, que durante siglos se ha forjado entre las gentes del mar y las de la montaña no las rompa nunca esas tensiones que producen los nacionalismos excluyentes.
*
*