Páginas vistas en total

jueves, 13 de marzo de 2014

Marzo2014/Miscelánea. LA MARCHA TRIUNFAL DEL PP

*
LA MARCHA TRIUNFAL DEL PP
*
Desde la restauración borbónica, en España, ha sido común la figura del “cesante”. Ahora, sería bueno que lo del bipartidismo no estuviera tan claro. Entre otras cosas para que el partido mayoritario de la oposición no estuviera a verlas venir. En este caso el pesoe, que espera que dentro de en un tiempo no muy lejano los españoles vuelvan a darle la mayoría y vuelta al coche oficial (dicen que a gobernar).
Un partido en la oposición tiene muchas cosas que hacer. Diremos algunas. Revisar y profundizar en su ideología. Renovar los programas electorales. Estudios sociológicos sobre la evolución de la sociedad y de las tecnologías.  Renovar los cargos y dar responsabilidades a gente capacitada. Abrirse a la sociedad y explicar sus propuestas. Pero sobre todo, un partido como el pesoe, tiene que hacer crítica del pasado y tomar conciencia del estado de corrupción en el que ha caído. Establecer los mecanismos dentro del partido para que eso no vuelva a suceder y si sucede el individuo sea cesado fulminantemente de sus cargos. El partido no debe amparar ni un minuto a los corruptos, ni jugar con la justicia desde posiciones defensivas: “a ver que me sacan”. No es merito poder decir: “sólo me han podido probar…” Porque el ciudadano ya intuye que hay más. Si un cargo intermedio sale corrupto, en un sistema piramidal, sospechamos que los jefes estaban al tanto. 
Mientras el PP con la misma carga sale triunfante. El ciudadano ve que, al menos, hay cierta seriedad en el gobierno y se controla la crisis, aunque no se resuelva.  La sociedad española se está haciendo conservadora, sobre todo por la edad y porque nos hemos cargado con el aborto a dos millones de niños. Antes se decía, la juventud vota a la izquierda. Pero la izquierda se ha cargado a la juventud. Así que, el partido de la oposición, tiene que espabilar.
Al ciudadano de a pie nos gustaría que los impuestos que pagamos fueran a parar al desarrollo real de nuestra nación y nos molestan, sobremanera, las excentricidades en el gasto. Para "lujo y adorno" ya tenemos al rey y con eso basta. "Del rey abajo ninguno".
*
Mapa de la despoblación de Teruel
*
Caricatura de KIKELIN
*