Páginas vistas en total

martes, 20 de agosto de 2013

Agosto2013/Miscelánea. CAÑADA VELLIDA, EN EL ALTIPLANO TUROLENSE.

CANNADA VELLIDA
El último censo le da 38 habitantes. Estamos, pues, ante uno de tantos pueblos turolenses que han llegado a su postrer latido y la posibilidad de su desaparición se hace evidente. Hablamos de Alpeñés, Almohaja o Cañada Vellida en la Comunidad de Teruel, por ejemplo.  Sentados en el pretil de la calle que va a la iglesia una tarde de mediados de agosto, vemos desatarse la tormenta en el Campo de Visiedo. Sobre Perales del Alfambra las nubes sueltan “ramos” de líquido en cantidades considerables. La nube barrerá Fuentes Calientes, Cañada Vellida y acaso Galve.  A nuestra espalda está el Puerto del Esquinazo colmado de “ventiladores” y dando energía a otros. Esta ha sido, en otros tiempos, “buena cañada” para el ganado. Casi su única referencia histórica nos remite a la ganadería. Pedro II de Aragón tiene que advertirles de su ambición. La vaguada que corre bajo el pueblo es propicia para el cereal y también, ahora, para el ganado estabulado. De la tierra pueden vivir pocos, y por ello, el lugar no puede prestar todos los servicios que se requieren. La administración hace lo que puede y más. Tienen arreglado el Ayuntamiento, la iglesia, las ermitas, el agua corriente, la televisión, las calles y las carreteras. Magníficas farolas alumbran las noches estivales de la “vellida” localidad que en un tiempo dio cobijo a un humanista alcañizano. Pero, hasta aquí hemos llegado. La demografía ha firmado su sentencia y esto es irreversible. Habrá todavía, hermosos veranos y esplendidas puestas de sol. Pero de momento, como diría el clásico: "Carpe diem".
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*