Páginas vistas en total

domingo, 21 de octubre de 2018

Octubre2018/Miscelánea. INCORPORACIÓN DEFINITIVA DE ALBARRACÍN A LA CORONA DE ARAGÓN (EL ASESINATO DEL INFANTE DON FERNANDO)

*
La satisfacción por la incorporación de la disputada y codiciada (por estratégica) plaza del señorío de Albarracín (luego Comunidad de Albarracín) a la corona de Aragón fue evidenciada al situar su representación en Cortes de Aragón, en lugar muy preferente.
*****
Resolución del conflicto entre Pedro IV y el Infante Fernando
José Vicente Cabezuelo Pliego
"La muerte de Fernando fue un asesinato político."
*
El infante Fernando, sobrino de Alfonso XI, competía con el bastardo real Enrique de Trastámara por el trono de Castilla, siendo ambos utilizados por Pedro el Ceremonioso en sus luchas contra Pedro I. Transcurrido un lustro de esos acuerdos, enmarcado en un conflicto militar que no veía su final, la creencia del infante de que su hermano se decantaría por el conde Enrique tras la
firma de la paz de Morvedre a mediados de 1363 le condujo a intentar salir de la Corona de Aragón hacia Francia abandonando el compromiso con su rey. Pedro IV, cuyo pragmatismo político superaba de largo su sentido de familia, decidió frenar su salida ordenando su muerte en caso de ofrecer resistencia. Lo que ocurrió en Castellón, el 16 de julio de 1363. La muerte de Fernando fue un asesinato político, con posterioridad al cual el real fratricida elaboró una justificación alrededor de un proceso que declaraba y sentenciaba lo dit infant haver comés crim de lesa magestat sobre acusaciones de traición y connivencia con el enemigo. No obstante la debilidad de las razones aducidas, por su carencia de veracidad, la desaparición de la escena del infante de Aragón reportaba beneficios y tranquilidad a Pedro IV. Beneficios en cuanto que sus posesiones, al carecer de descendencia, fueron incorporadas al real patrimonio, al igual que los honores recibidos con motivo del acuerdo de 1357. Tranquilidad en un doble ámbito, si en clave interna la procuración general de los reinos – ahora rebautizada como gobernación general– pasaba a poder del primogénito Juan al día siguiente del homicidio, siendo así comunicado a los cabeza de los distintos gobiernos territoriales de la Corona–Rosellón y Cerdaña, Mallorca, Cataluña, Aragón, Valencia y los dominios sardos de Càller y Logudor–, hacía el exterior quedaba claro que a partir de ese instante el candidato de Pedro IV a ocupar el trono de Castilla era Enrique de Trastámara, con el que de manera inmediata se establecía un acuerdo a tal fin sobre la base de la entrega de una importante porción de suelo castellano a la Corona de Aragón en calidad de compensación. Hecho que nunca ocurrió.
*****
Juan I de Aragón
***
**
*

Catedral de Albarracín obra renacentista de Pierres Vedel.
 *
 *
 *
 *
 *
***
**
*