Páginas vistas en total

domingo, 4 de diciembre de 2016

Diciembre2016/Miscelánea. LA (NO TAN) LUMINOSA Y ALEGRE NAVIDAD TUROLENSE.

TERUEL, CIUDAD DE LA LUZ…. CIUDAD DEL AMOR
*
Al igual que París, Teruel puede ganarse estos dos títulos. Que son magníficos y que, desde luego, se combinan de maravilla de forma biunívoca: luz y amor. Se dice que París ganó el título de ciudad de la luz a causa de tres circunstancias. La primera, por ser la ciudad del mundo pionera en establecer el alumbrado público con lámpara de aceite en el siglo XVII (17). La segunda, en el siglo XVIII (18), porque allí florecieron las ideas de la Ilustración y, la tercera, en el siglo XIX (19), por implantar la luz de gas. De estas tres razones cabe señalar que en la primera razón se comete fragante error, ya que es Córdoba en el siglo X (10)), es la primera ciudad de Europa (si no del mundo) que instalará ya, en tan tempranas fechas, kilómetro y medio (1.500 metros) de alumbrado público con lámparas de aceite.   Así pues,  7 siglos (700 años) antes que París, Córdoba, ya disfrutaba de alumbrado público.
Por lo que respecta a Teruel, nuestra capital de provincia, la luz eléctrica llega en el año 1887, como ya se ha repetido muchas veces. Desde aquellas fechas  en la que causó asombro la luz, hasta la actualidad, nuestra pequeña ciudad no ha sido capaz de ganarse este título que bien puede y debe “maridarse” con el otro de, ciudad del amor y que con tanta firmeza va consolidando.
En las últimas décadas la ciudad ha ido, por el contrario, oscureciéndose a base de dos factores que bien conoce la famosa y errática COMISIÓN DEL PATRIMONIO. Una, introduciendo pavimentos cada vez más oscuros si no negros completamente (Plazas de Torico, Amantes, Glorieta….); la otra, reduciendo la potencia de la luz hasta hacerla casi inexistente. El resultado ha sido el que se esperaba… UNA CIUDAD OSCURA.
Por estas fechas navideñas nuestro Ayuntamiento, desde la crisis, viene reduciendo la cantidad de calles y plazas iluminadas. Dando así, a propios y visitantes, sensación de oscuridad. Si a esto se suma que, este año, hemos visto muchos menos particulares iluminando sus fachas, no sabemos si todavía lo harán, nos da como resultado una ciudad triste. Porque queremos señalar, además, que la capital debe ejercer como tal y que en los pueblos el panorama es más desalentador, por eso vivir la navidad, en parte, es venir a Teruel a disfrutar un ambiente adecuado y en esta fechas ese ambiente lo crea la iluminación de las calles y los escaparates.
Señora alcaldesa: "MÁS LUCES", por favor.
*
Son muchos los establecimientos en los que no se nota la Navidad.
*
Siquiera, un mínimo detalle.
*
Un ejemplo positivo.
*
Oscuridad en la Plaza del Torico
*
Tras la publicación del presente spot nos manda esta fotografía nuestro amigo el Bronchalino. Añade que, más luces es, entre otras cosas, más actividad económica.
***
**
*