Páginas vistas en total

martes, 9 de febrero de 2016

Febrero2016/Miscelánea. LA CORRUPCIÓN EN ESPAÑA (DEL ESTRAPERLO A LOS ERES)

LOS 190.000 MILLONES DE LA ECONOMÍA SUMERGIDA ARRUINAN A ESPAÑA Y NADIE DICE, NI HACE NADA.
*
España no será un país maduro políticamente hablando hasta que los asuntos de corrupción no se resuelvan, en primer lugar, en instancias judiciales. Tenemos muchos y variados ejemplos del uso de los escándalos de corrupción como excusa para “tirar” a un partido del Gobierno. Uno de los casos más explícitos y que más nos ilustran es el del estraperlo durante la II República Española que hizo caer a Alejandro Lerroux y a la CEDA. La hecatombe produjo las elecciones del 36 en las que ganó el Frente Popular y seguidamente se produjo el golpe de Estado y la guerra civil. El centro del asunto, una máquina tragaperras que apenas si se probó (San Sebastián y Mallorca) y cuyo núcleo del escándalo se produjo sin estar Lerroux en el poder. Pero el escándalo dio el fruto pretendido. Por medio, personajes de baja estofa (trotamundos) y políticos, cándidos unos, demasiado ávidos de poder otros. En España, acusarte de corrupción es firmar tu sentencia política, lo que pase después carece ya de importancia. Eso es así en un país que tiene el pecado capital de la envidia como su máximo exponente. Aquí todo el mundo defrauda, pero al celtíbero de a pie, le hierve la sangre si lo hace otro: La economía sumergida en España representa casi el 20% del Producto Interior Bruto (PIB). El pasado año (2015) alcanzó los 190.000 millones de euros y superó la media europea, al llegar al 18,6% del PIB, muy por encima de otros estados del Viejo Continente o de las cotas que supone en EEUU.

Cómo se entiende que nadie clame por los 190.000 millones de euros defraudados y sin embargo se rasgue las vestiduras por los (ciento veinte) 120 millones de la Gurtel. La economía sumergida sí que afecta a las pensiones, véase que se trata del 20% del Producto Interior Bruto. Con eso dinero no tendrían problemas ni la Sanidad, ni la Educción ni las Pensiones. ¡Señor que país!
****
***
**
*

DEL ESTRAPERLO A LOS ERES
*
II REPÚBLICA
Daniel Strauss , Perle y Lowann llegaron a España en el año 1934 para poner en marcha un juego trucado consistente en una máquina electrónica para los Casinos. El juego terminó por llamarse estraperlo Stra-(uss) + Perl-o). Palabra que luego fue usada durante los primeros años del franquismo, para señalar aquellos negocios que eran ilegales. Se compraron voluntades políticas y la cosa acabó con la dimisión de Lerroux, luego Chapaprieta y las elecciones que ganó (¿?) el Frente Popular.
DICTADURA
En las dictaduras (capitalistas o comunistas) no cabe hablar de casos, pues todo el sistema está viciado.
DEMOCRACIA AUTONÓMICA
Se conoce este pintoresco caso como “EL MARCAZO” por apellidarse así el presidente del Gobierno de Aragón, José Marco. En 1995 tuvo dos procesos judiciales, el de las escuchas y el del sillón. Por este segundo fue condenado a petición del fiscal jefe de Zaragoza (se le acusaba de haberse quedado con un sillón pagado por la Diputación de Zaragoza). Tuvo que dimitir.
Parece que en todos los regímenes políticos  hay corrupción: monarquía/dictadura, república democrática o estado democrático a secas. Pero quizás, lo más llamativo de los escándalos de corrupción derivados de la acción política son sus consecuencias. La más importante es la pérdida del poder. Así que, una lección importante es que la corrupción puede llevar, en algún caso, a la perdida del poder político. Aquí no es importante la cantidad de dinero que se sustrae, es el hecho en sí.
Se calcula que José Marco se quedó con un sillón valorado entonces en 75.000 pesetas (al menos esa es la multa que le impuso el Juez por tal sustracción, amén de la inhabilitación, etc., etc.) Bien, aquí vemos que, si París bien vale una misa, el Gobierno de Aragón vale algo más que un sillón.
El problema de la corrupción política está en que ésta sea sistémica, es decir, que este infectando todo el sistema político de un país, que corra por todos sus organismos y departamentos. Hemos visto como la mafia se instala en las finanzas vaticanas y hemos visto como en todos los países del mundo hay corrupción.
Nosotros mantenemos una tesis, de forma invariable. Sólo a través de la separación de poderes se puede atajar (que no acabar) la corrupción. Y, una vez separados estos poderes, dos instrumentos: leyes justas y jueces imparciales. Allí donde más anida la corrupción es en el poder Ejecutivo, que tiene que estar vigilado permanentemente por la oposición, Hay un dicho popular que sentencia: “Si administrador fueres y perdieres, porque quisieres.” Dejando ver a las claras, lo fácil que es “distraer” el dinero cuando pasa por tus manos.
Actualmente, dada la estructura del estado español, todo el mundo es consciente de que es muy difícil acabar con la corrupción. Muchas empresas y muchos puestos de trabajo dependen de una concesión estatal. Según como se hagan esas concesiones, puede haber serios desajustes sociales. Por ello la lucha contra la corrupción debe ser “sostenida” en el tiempo.  Y sobre todo, que cuando no se habla de corrupción, no es porque no exista; sino porque en esos momentos no es utilizada como arma política para echar al adversario del poder.
*
La corrupción siempre acecha.
*