Páginas vistas en total

sábado, 20 de febrero de 2016

Febreo2016/Miscelánea. JUAN MARTÍNEZ DE MARCILLA HA MUERTO.

La muerte
*****
EL TRIUNFO DE MARCILLA SOBRE LA MUERTE
*
Cayó la noche trágica en plomo derretida. Cayó la espesa oscuridad enhiesta, mensajera agorera de la muerte. El trueno, la ciega nube negra, la aterradora nueva. Sí, la señal es bien cierta: “Marcilla ha muerto”. ¡Oh, el dolor del costado! ¡Ah, de los miserables, marfíleos caninos clavados en el hielo! El estruendo tremendo del timbal y el tambor. El rasgarse los velos tras el duelo velado.  El sabor a triaca en el beso de Dagda. Las testas coronadas de los machos cabríos sonando en las praderas. La sierpes horadado ojos de calavera. Murmullos milenarios de sempiternas brujas alzados en conjuro. Los médicos tratando, su desmayo, cual dolor de costado. El fluir de brebajes, pócimas y ponzoñas. Los físicos atentos al vuelo predecible de  los astros. No, no lo salvó la alquimia, ni a Dios plugo la gracia. Nada tumbó a la muerte poderosa, triunfante, ajena sementera al beso y la caricia. Las calles se pintaron por la noche en cal viva. Mas las voces del pueblo dábanlo en mal de amores. La causa era aquel beso negado eternamente. Súcubo del amor en su cuerpo anidado. Lo dicen y propagan los wasap en las redes. Las almas que destilan en aroma el espliego retan a los íncubos: Marcilla ha muerto puro. Como dalia encendida, como espiga dorada. Como rosa de fuego en la clara mañana. El corazón enorme del más bravo guerrero ha roto su coraza y en la tierra infinita, se expande y se derrama. Se escucha... en la distancia... tras la quebrada almena, el llanto de una dama… La negra, oscura noche, mastica estas palabras: “De amor murió Marcilla”. La verdad se proclama. Cayó la noche trágica. Vencida fue la muerte. Y fue el triunfo final del amor, celebrado.
*
****
***
**
*