Páginas vistas en total

miércoles, 10 de febrero de 2016

Febrero2016/Miscelánea. CARTELES PUBLICITARIOS DE LA II REPÚBLICA ESPAÑOLA. PROPAGANDA Y POPULISMO. ( I )

Campesino!
La revolución, aparte
de darte la tierra, te
dará máquinas para
Trabajarla.
CNT – AIT
COMITÉ NACIONAL
OFICINA DE INFORMACIÓN
PROPAGANDA Y PRENSA.
****
NO SÉ,  QUÉ ES ESO  DE LOS POPULISMOS
*
El Romanticismo, cuyo principio doctrinario formuló Goethe, trajo la era de las revoluciones y el terror. Se trataba de acabar con la monarquía absoluta y se optó por la vía rápida y violenta. La guillotina hizo su trabajo. En el periodo que transcurre desde que se desmonta un sistema político (sea justo o injusto, eso ahora no importa) y aparece consolidado el siguiente, hay un periodo de transición que se ha venido en llamar revolucionario. Este periodo revolucionario, liquida el viejo sistema tomando en sus manos todos los poderes y realizando todas las arbitrariedades vista y no vistas. No se piden cuentas de los actos más violentos pues, están justificados por el mismo fin que persiguen, que no es otro, que llevar al PUEBLO hasta una sociedad justa y perfecta. Todo el poder queda en manos de un “comité revolucionario”. Tal ente no sale de la soberanía popular ni de ninguna instancia, sino que se auto-otorga ese papel y ese poder en nombre del PUEBLO y de la REVOLUCIÓN. Si los monarcas absolutos gobernaban en nombre de DIOS, lo gobiernos revolucionarios lo hacen en nombre del PUEBLO. Conceptos (Dios y Pueblo), a cual de los dos más indeterminados.
Estamos en la última fase del periodo revolucionario-romántico. Todas las revoluciones han fracasado y la sociedad actual parece seguir una ruta inequívoca por la vía de la evolución-transformación y apoyada cada vez más en la ciencia y la tecnología. La sociedad es cada día más urbana y los debates que se plantea se circunscriben a la resolución de los problemas vitales: trabajo, salud, educación, ocio… Pero es en este momento final del romanticismo revolucionario cuando aparecen los “populismos”. No es una palabra nueva (como prima de riesgo) pero sí, de reciente reformulación. Se trata de conseguir el poder a cualquier precio. Pero la lucha por el poder es un tema viejo y a nadie debería sorprenderle. Sin embargo, sorprenden sus propuestas… ¿por qué razón? Pues, básicamente, por la simpleza con la que están formuladas.
Así que, volvamos al ejemplo del cartel colocado sobre este texto. Se trata de la CNT un sindicato anarquista y revolucionario salido de la Primera Internacional Obrera (AIT). El cartel está editado en plena Guerra Civil (36-39) y  promete tierra y maquinaria para cada campesino. ¿Quién lo promete? Pues, el comité revolucionario… ¿Y, quién lo forma y con que poder se otorgan esta capacidad de dar… tierra y maquinaria? Pues con la fuerza explosiva de la todopoderosa REVOLUCIÓN.
Como resulta que los anarquistas pusieron en práctica su doctrina en todo el Aragón oriental sabemos algo más, no de promesas, sino de hechos constatados. No dieron a nadie tierra, pues no son partidarios de la propiedad privada, pero sí que la colectivizaron. Al entrar en los pueblo quemaron los archivos y los registros de la propiedad. No dieron a nadie tractor o mulo, pues eran del común. No dieron a nadie casa, pues las casas eran de todos. Requisaron todos los bienes en nombre, de nuevo, de la sacrosanta REVOLUCIÓN, palabra, mágica con la que se consigue todo. No se dio pues, ni tierras, ni tractor. El cartel, es una mentira o es un cartel populista. Es decir, al pueblo se le promete lo que pide para llevarlo a nuestro bando o, modernamente, para que nos vote. Tan vieja como es la humanidad y todavía no han aprendido algunos que… para dar hay que tener, para regar, primero hay que almacenar agua en los pantanos y para tener alimentos en invierno hay que almacenarlos en otoño. Cosas elementales. Un niño pequeño piensa que el dinero sale de una máquina y que su padre puede sacar todo lo que desee sin límite.
Por qué pues, siguen triunfando los populismos, es decir, estas promesas sin fundamento que nos llevan constantemente a la crisis. Pues sencillamente porque el “materialismo histórico” no ha cuajado nuca en España. Uno, es de un partido de izquierdas como se puede ser de un equipo de fútbol (del PSOE y del Barça/Madrid). No  hay tradición proletaria. España ha pasado de ser una sociedad rural y campesina a ser urbana y trabajar en el sector servicios. Por el contrario, sí pesa y mucho el “idealismo” ideológico a pesar de tener un segmento social tremendamente anticlerical. Por todo ello la sociedad española es compleja, pero es compleja por que padece básicamente una enorme desorientación ideológica. En este campo, en el de la desorientación es en el que pescan bien los populismos. ¡Votaremos al que más nos prometa! Todo esto tiene un coste cuyas culpas se diluyen entre todos. Pero, siempre hay unos más culpables y que son la causa de todas nuestras miserias: banqueros y empresarios. De esta forma, tan patética, la sociedad española camina trazando, su propio Vía Crucis. Hace cuatro años se le dio mayoría absolutísima al PP para que nos sacara de la crisis. Ahora, sin que acabe un periodo de ocho años que se considera adecuado para llevar a cabo una acción de reforma política, cambiamos de rumbo: “estamos cansados de hacer economías”. Queremos salir a cenar, viajar y cambiar de coche, ya. ¡No hay derecho a que unos tengan tanto y otros tan poco…! El deporte nacional es la envidia.
Pasemos pues a escribir, (en soporte electrónico, desde luego), una nueva página de la historia de España. Pero si al menos sirviera para aprender de los errores, ya la daría yo por buena.
Si ha llegado la hora de pedir, pues nosotros: ¡Queremos la tierra y el tractor que nos prometieron, ya!
****
LA CULTURA EN ESPAÑA.
SU OBJETIVO: REDIMIR AL PROLETARIADO.
La humanidad se redimirá con la Cultura y el Trabajo. Reza el cartel del año 1936. 
*
Tasas de fracaso escolar en España, año 2015.
*

España es líder de la Unión Europea en fracaso escolar, con una tasa del 21,9% de jóvenes entre 18 y 24 años que han abandonado prematuramente el sistema educativo habiendo completado como mucho el primer ciclo de secundaria. Este porcentaje duplica la media comunitaria (11,1%) y está todavía muy lejos del objetivo para España de reducir el abandono escolar al 15% de aquí a 2020, según un informe publicado este lunes por la oficina estadística de la UE, Eurostat.
***
**
*