Páginas vistas en total

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Diciembre2013/Miscelánea. EL BURCA

Nuestra civilización tiene una deuda contraída con la mujer desde su inicio. El burca, pero también la clausura, el pañuelo a unas y el velo a otras. El pecado de escándalo, la impureza (sólo nació una mujer pura, la Virgen que lo fue antes del parto, en el parto y después del parto), religiosas que llevan el nombre de "Esclavas de Cristo", el harén (concubinas), los prostíbulos, etc., etc. Los hombres deberíamos ponernos, aunque sólo fuese una vez, en la posición de una mujer sojuzgada por esas estrictas normas religiosas o por el comercio carnal (trata de blancas). Es el momento de romper, sin ambages, esa tiranía.  Europa y España han dudado a la hora de retirar taxativamente esas prácticas esclavistas. Muchas veces se ha argumentado que formaba parte de una cultura. Nada de eso. Si alguna vez lo fue hoy, a eso, no se le puede llamar cultura, si no esclavitud. Una niña va con la cabeza descubierta, pero el día que tiene la regla (menstruación) se le pone velo: ¡eso tampoco es cultura! Eso es sexismo (discriminación por el sexo). Hay intelectuales que quieren hilar fino y se mesan las barbas y argumentan lo indecible. No hay excusa posible. Recuerdo de niño la obligación de las mujeres de entrar a misa con mantilla. Dónde ha quedado esa práctica y… qué pedazo de cultura (tan enorme) hemos perdido... Nadie se acuerda de ello y nadie quiere volver a esas cosas. No se si en la Edad Media tenían justificación (que lo dudo) pero hoy día, rotundamente: ¡NO! En las siguientes fotografías hemos querido hacer un ejercicio de aproximación y colocarnos en la situación de una mujer con burca o enclaustrada. ¿Qué hombre aguantaría eso toda la vida? Sencillamente, ¡insoportable!
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*